CAZAN A »GHOST RIDERS» FRANCÉS Y VA 6 MESES A LA CÁRCEL

El mundo de las redes sociales aporta protagonistas memorables y otros francamente para el olvido. Dentro de este último segmento encontramos a un Youtuber francés que llegó a registrar velocidades de 298 km/h en una de sus tantas grabaciones que hacía sobre una Suzuki GZX-R750 sin patente en la zona de Loire. El amante de las velocidades extremas eludió en más de una ocasión a la policía gala, pero su osadía terminó de la peor forma, puesto que luego de medio año de búsqueda la policía encontró al ‘Ghost Riders’ en su casa, tras lo cual fue detenido y condenado a una pena de 6 meses en la cárcel. 

Peut être une image de moto et texte

Fuente: motorpasionmoto.com

Jugar a los policías y ladrones tiene consecuencias, y esta historia es la mejor prueba de ello. Un motociclista aficionado a las redes sociales y a grabar vídeos vio un importante filón de visitas en sus continuas escapatorias de la policía en Francia.

Se pensaba que era irrastreable por no llevar matrícula, pero tanto subir contenido a las redes acabó por delatarle. Hasta que un día recibió la agradable visita de la policía, y todo gracias a la huella que deja internet.

La policía francesa llevaba tiempo detrás del popularmente conocido como ‘Ghost Rider’, o piloto fantasma. Ya nos podemos imaginar el motivo, y es que este creador de contenidos se dedicaba a grabarse habitualmente escapando de la policía sobre su Suzuki GSX-R750 roja y blanca.

Las infracciones eran de todos los colores y sabores: excesos de velocidad, adelantamientos, caballitos… Como en un circuito, pero en la calle. Además, parecía que nadie podía rastrearle ya que llevaba un soporte de matrícula que se plegaba y evitaba ser identificado.

Sus encontronazos con la policía se acabaron viralizando en las redes sociales. El primero el 23 de julio, cuando un radar de la policía le pilló a 110 kilómetros por hora en una zona de 50. Los agentes le intentaron dar el alto, pero se escapó.

El pasado 19 de noviembre volvió a escaparse tras ser pillado a 226 km/h en una carretera limitada a 110. El modus operandi era el mismo: grabarse y subirlo a las redes sociales. Allí atesoraba muchos vídeos, grabándose incluso a 289 kilómetros por hora haciendo acrobacias con la moto y escapando.

Después de meses de vídeos y miles de visitas, la policía francesa se enfadó con ‘Ghost Rider’, así que iniciaron una investigación para darle caza. Han tardado casi medio año, pero dieron con la identidad y domicilio del detenido.

La sorpresa fue bárbara cuando se presentaron en casa del youtuber, le engrilletaron y pusieron a disposición judicial.

La broma le ha salido cara, porque ya ha sido condenado a seis meses de prisión con libertad condicional suspendida, así como le han retirado el permiso de conducir y le confiscaron la Suzuki y el equipo de grabación. ¡Pillado!

Carlito de Gavardo Endurista

Scroll al inicio