smalltit euro babe gets orally pleased.chicas desnudas charming cutie services a knob to rapturous delights.

YO RESPETO, ¿Y TÚ?

Los pecados que cometemos a diario arriba de la moto

 

Por Ítalo Cantele

No es fácil escribir con el propósito de, seguramente, hacerte de muchos enemigos de las 2 ruedas, pero me parece absolutamente necesario.

El respeto (del latín respectus, ‘atención’ o ‘consideración’) es la deferencia y valoración especial que se le tiene a alguien.

Un simple llamado a todos nosotros, los amantes de las motos, a respetar a quienes no andan en moto, a todos los que nos “rodean”

Y solo escribiré algunos ejemplos, muy simples, de los pecados que cometemos a diario.

En las calles hacer uso y abuso de escapes, especialmente en la noche o temprano en la mañana. ¿A quién no le ha tocado ir en auto en el túnel de la costanera y no poder conversar adentro del auto, ni escuchar música?. Una sola motito hace “retumbar” el túnel completo, y el único que logra disfrutar de esa música es el piloto de la moto. ¡Para qué decir esos ruidos desorbitados que dejan alterados a niños y ancianos!, como a todos los demás.

Adelantar irresponsablemente “entre medio” de los autos, con grave riesgo de accidente, en especial para el mismo motociclista. Solo quedamos como “chaleco de mono” ante todos los automovilistas, aunque la Ley señala que motos y bicicletas podrán pasar entre los autos para tener salida preferente en la luz verde.

Estacionarnos en cualquier lugar (ya en el centro de Santiago hace un tiempo está prohibido), arriba de las veredas, práctica más habitual afuera de Santiago. Para gente mayor, o con sillas de rueda, las veredas son zona privilegiada, y debemos tener respeto.

Andar sin patente, o llevarla escondida, generalmente para no pagar peajes  o, incluso, para cometer infracciones y no ser fiscalizado.

Andar en la tierra pareciera que la cosa es más simple, al ser “tierra de nadie”, pero nuevamente la lista de pecados no es pequeña.

En caminos de tierra, cuando encontramos a ciclistas, deportistas, y habitantes de la zona, lo mínimo sería no dejarlos “empolvados”, ¿por qué no disminuir la velocidad exageradamente ???. Si todos tenemos respeto por los otros, la convivencia es más agradable. Las veces que a mí me han dejado “entierrado”,  el cariño a los pilotos desaparece de inmediato.

Abrir puertas y portones de campo, sin dejarlas nuevamente cerradas. Si vamos de visita a una casa, abrimos la puerta, entramos, y ni se nos ocurriría dejar la puerta abierta. El campo tiene su “lógica”  y debemos tener respeto al campo. Y ni hablar de cortar alambres o botar rejas para poder pasar a otro campo.

Los animales deberían tener más derecho que nosotros en poder vivir y disfrutar de la tranquilidad del campo y la montaña. Si vemos vacas, caballos o aves, tratemos de dejarlos tranquilos y no “espantarlos” a propósito.

EL REVÉS DE LA MEDALLA

No todo es “pura maldad”, y podemos ver el vaso “medio lleno” cuando cuidamos de no andar botando basura y desechos en calles y campos. Creo que la Federación y muchos productores  han logrado aportar con su granito de arena al tener normas de cuidado medioambiental en las carreras, lo que nos obliga a ser estrictos en las basuras.

Si queremos andar rápido, muy rápido, con dosis de escapes de competición o mucha tierra, ¡vamos a las carreras!, donde todos sabrán que ese día tenemos permiso para “andar rápido”.

No es fácil cumplir las normas de “buen comportamiento”,  pero si todos hacemos un esfuerzo, de a poco podremos cambiar la cultura imperante hoy, y así mejorar nuestra imagen no tan celestial.

Todo lo comentado anteriormente constituyen faltas gravísimas en Europa, Japón y muchos otros países, sancionadas fuertemente por la autoridad, con multas altísimas, motos requisadas, suspensión de licencia de conducir, e incluso penas de cárcel ¡¡¡¡¡

Para nadie es fácil aplicar las normas de buen comportamiento, y solo con educación  podemos cambiar. Creo que tener respeto cuesta muy poco, y los beneficios de ser “decentes” son muy altos. Deberíamos iniciar una campaña entre todos los amantes de las motos, que simplemente sea “YO RESPETO, ¿Y TÚ ? “

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tube