VIÑALES DA PRIMER MAZAZO CON LA POLE EN QATAR

Diario Marca.com

En los últimos meses, Yamaha le ha dejado hacer y deshacer a su antojo a Maverick Viñales. Ha podido retocar su equipo, escoger un jefe de mecánicos, poner un nuevo ‘coach’ (asistente en pista) y hasta elegir el motor que más le gustaba. Va en su dirección, sin preocuparse si Valentino Rossi la sigue o no.

De hecho, el de Roses logró la pole de ese modo: salió el primero y ni miró si alguien le seguía o no para tirar. En sus dos intentos. Es más, el viernes, cuando Márquez le cogió la estela tampoco le replicó muy enfadado. Fue irónico en sus declaraciones. Todo un síntoma de que, como se encarga de reiterar, está más calmado.

El primer lugar del catalán tiene tintes reivindicativos. Lo necesitaba, pero también para dar seguridad a su conjunto de que van por la senda adecuada. Él ya rompió la sequía de victorias en Phillip Island 2018, pero ahora se trata de ser candidato al Mundial y evidenció que es la mejor baza de la firma de los diapasones. «Yamaha entiende mi estilo de pilotaje y pude apretar al máximo», soltó.

Y es que Viñales ha quedado por delante de Rossi en toda la pretemporada y en Qatar, lo mismo salvo el primer libre. Maverick ni se para a pensar por qué Vale no va. «No lo sé. Estoy muy concentrado en intentar pilotar de la mejor manera, llevar la moto al cien por cien, al límite y creo que este fin de semana lo hemos conseguido. Es importante continuar en el método de trabajo que estamos haciendo estos días porque nos está funcionando muy bien», decía rodeado de Esteban García o Julito Simón, que subieron a la sala de prensa, algo nada habitual en un jefe de mecánicos o un ‘coach’.

Este grupo nuevo creado, esta nueva familia, le arropaba y se daba abrazos con los jefes de Yamaha. «Volver a la pole en Qatar tras un año muy complicado es muy importante. También es importante saber que tengo nivel para estar entre los mejores», comentaba dejando caer sus dudas resueltas.

Por cierto que Rossi, sin quererlo, sembró otra. Acabó 14º y hasta probó un nuevo carenado. Le preguntaron que si la diferencia con Viñales estaba en que ‘Mack’ va con un chasis distinto. «No creo que sea eso porque Morbidelli y Quartararo llevan el mismo que yo y ellos sí fueron fuerte», contestó desvelando indirectamente que sí, que van con chasis distintos. El de Tavullia, como en los libres, se quejó de que arruina las gomas y no sabe por qué. «Es un misterio, ojalá tuviéramos alguna idea», decía. Con todo, siempre remonta.

Para la carrera, Dovizioso, segundo, debe ser su gran rival. También, aunque se tape, Márquez. Marc siguió a Petrucci para ser tercero. Esto no gustó a Ducati que se quejó en la Dirección de Carrera. «Es normal. Te enfadas, sí, pero esto es MotoGP, no estamos en rallies ni nada de esto. Hay una cosa que es rebufo, que cuando lo coges y puedes cuadrar la vuelta, sale una buena vuelta. ¿Cuántas veces me han cogido a mí rueda y rebufo? Muchas, pero es lo normal. Si lo cojo yo, no es lo normal. Pero creo que por una vez puntuar no se tiene que enfadar nadie. Aparte que no haces nada fuera del reglamento, sobre todo, si el otro piloto sale delante de ti desde boxes», expuso el ilerdense. Lorenzo, fue 15º tras dos caídas.

Carlito de Gavardo Endurista

Scroll al inicio