UNA SALVADA DE AQUELLAS

A menudo se habla de Marc Márquez tanto por sus victorias como por sus milagrosas salvadas, pero cabe reconocer que no es el único piloto que se distingue por su habilidad de evitar los golpes contra el piso. Para muestra está el caso del legendario Randy Mamola, quien en el Gran Premio de San Marino 1985 disputado en Misano protagonizó una de las mejores maniobras de la historia. Los invitamos a repasar esta notable imagen del recuerdo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *