smalltit euro babe gets orally pleased.chicas desnudas charming cutie services a knob to rapturous delights.

SER MECÁNICO DE UN PILOTO MXGP

 

Luigi Rossini y un trabajo envidiado por muchos, aunque sea agotador y con tensión

 

Ser mecánico de un equipo en la máxima competición no es una tarea fácil. Estos son los tipos que dedican horas y horas de trabajo para algunos de los mejores pilotos del Campeonato del Mundo de MX.

Hacia el final de la temporada 2020, el promotor del Mundial de MXGP, Infront Moto Racing, se sentó con varios mecánicos de los principales equipos del paddock para conocer sus rituales antes de la carrera, sus estrategias, sus herramientas imprescindibles y cómo es un día típico para un mecánico…

El protagonista elegido fue Luigi Rossini. La temporada pasada fue el mecánico de Henry Jacobi (Team SM Action -M.C. Migliori – J1 Racing) y este año debutará en el equipo oficial Yamaha (Monster Energy Yamaha Factory Racing MXGP), para poner a punto la moto de Jeremy Seewer.

¿Qué es lo que no puede faltar en tu mochila antes de salir a la pista?

Sin duda, agua. Los pilotos siempre quieren beber algo… Después siempre llevo papel para limpiar las gafas, la llave inglesa de 8 y 10 mm y otras herramientas básicas para arreglar rápidamente algo si es necesario.

¿Cuál es tu herramienta favorita o más utilizada?

La llave dinamométrica, así me aseguro de que todas las partes de la moto están bien.

¿Qué importancia tiene la preparación del camión de carreras antes del inicio de las mismas?

Esto es muy importante. Me ocupo de esto para estar seguro de tener todo lo que necesito y no perder tiempo buscando las piezas de recambio. Preparo la carrera en función del circuito al que vamos, si es de arena o duro; también hago un pronóstico de lo que necesitaré cuando esté en el lugar.

Utilizas muchas palabras clave en el pit-board, ¿Hay alguna estrategia detrás de ellas?

Lo más importante es conocer muy bien al piloto, cuanto mejor feeling tengas con él, mejor sabrás qué es lo correcto y el mejor momento para ayudarle. Por ejemplo, para Henry era su primer año en la 450 y en la primera vuelta solía ir sin aliento, así que le recordaba que respirara y se calmara. Otra cosa que es realmente importante es informar al piloto sobre los sectores. Normalmente el viernes hacemos un paseo por la pista juntos y así sabemos exactamente dónde tenemos que mejorar o dónde está cometiendo errores.

¿Cuál es tu rutina de un día normal frente a la de un día de carrera?

El día de la carrera, empiezo la jornada revisando la moto, pero la mayor parte del trabajo se hace antes en la fábrica. En las carreras solo hago las cosas básicas, como comprobar el embrague, los frenos y que todo esté bien, por si el piloto tuvo una caída en la sesión de clasificación o algo similar.

En un día normal, el ritmo es más tranquilo. Desmonto la moto por completo y cambio todas las piezas que hay que cambiar. Reconstruyo el motor y todo lo necesario para tener la moto lista para la siguiente carrera. También es importante preparar la moto en función de la pista, si es de arena o duro o lo que sea.

Ser mecánico es algo más que cuidar la moto. ¿Estás de acuerdo en que a veces hay que apoyar al piloto desde el punto de visto psicológico?

La parte psicológica es incluso más importante que la mecánica. A lo largo de los años he comprendido que es muy importante saber exactamente lo que debes decir al piloto, lo que marca la diferencia. Sólo con los años de experiencia aprendes lo importante que es decir lo correcto en el momento adecuado. También es muy importante tener un buen feeling con tu piloto, no demasiado, ya que debe haber un límite entre los roles. Cuando un piloto comete un error, por ejemplo, es importante que se lo digas, aunque tengas que ser duro al respecto.

Has tenido algún ritual antes de la carrera con Henry?

No hacemos nada especial, sólo cuando estamos solos detrás de la valla de salida, siempre intento darle buenos consejos, calmarle y decirle que consiga los mejores resultados que pueda.

 

 

Inspirados en sistema usado por embarcaciones pequeñas

Deflectores de radar BMW nos harán más visibles

Fuente : Solomoto.es

Por Jordi Aymamí

El empleo de radares en las motos, tanto para el crucero adaptativo (radar delantero), como para detectar peligros que queden fuera del rango visible (radar trasero), y en los automóviles, especialmente de gama alta, están mucho más extendidos.

Dado que los radares envían ondas, que al impactar contra un objeto rebotan y vuelven al propio radar (que de esta manera pueden determinar la distancia y velocidad del objeto).

Los coches tienen grandes volúmenes y mucha superficie de metal donde las ondas del radar rebotan fácilmente, pero las motos son mucho más estrechas y perfiladas, con carenados de plástico, y estas ondas puede que no reboten en ella, o no lo hagan correctamente.

LOS DEFLECTORES DE BMW

BMW se ha inspirado en un sistema de deflector pasivo de radar que utilizan las pequeñas embarcaciones, unos vehículos para los que es especialmente importante poder ser detectados. Ha patentado su propio sistema de deflectores para motos.

Estos deflectores consisten en una serie de láminas metálicas, unidas en diversos ejes y formando ángulos rectos, en los que las ondas de radar siempre van a rebotar.

En el diseño de BMW se trata de unas pequeñas esferas del tamaño de pelotas de golf, con este tipo de láminas insertado, y colocadas en los extremos del manillar.

La patente indica que podrían ser incluso de plástico recubierto de metal, para abaratar costes y rebajar peso.

Al ir en una zona tan expuesta,  imaginamos que los deflectores de radar BMW serán fácilmente sustituibles, actuando como protectores de caídas.

Como siempre, el hecho de que un elemento sea patentado no significa necesariamente que vaya a pasar a la producción en serie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tube