SE ACABAN LOS TRANSFORMERS EN EL MOTOGP

Dorna ha confirmado dos decisiones que afectarán a la normativa técnica del Mundial de Motociclismo para la temporada 2019.

La primera es la manera como los diferentes dispositivos/sensores que recopilan información sobre la moto mandan información hacia la centralita única común, que como buen sabéis desde 2014 es la misma ECU Magneti Marelli para todas las motos.

El sistema de conexiones de esta centralita con los dispositivos CAN (por ejemplo la plataforma inercial), había sido usada para algunos equipos para obtener ventaja a base de desarrollo, así que se ha decidido establecer un nuevo “estándar de conexiones CAN único y seguro”, que junto con una plataforma inercial única, “representa un significativo paso adelante en la seguridad electrónica”.

La centralita, esta ECU Magneti Marelli de la que hablamos, es única para todos los equipos desde 2014. Desde 2016 todos los equipos deben usar también el mismo software, y el único rincón de control absoluto que tenían las marcas era la IMU, que el año que viene también deberá ser común para todos.

Así lo ha decidido hoy la Grand Prix Comission, que también ha aprobado limitar los diseños de los carenados aerodinámicos en MotoGP.

La dirección técnica del campeonato ha editado, en este sentido, unas bases, una especie de guía, que especifica cómo deben ser los carenados, sus tamaños máximos y una limitación sobre las posibles combinaciones de elementos en los carenados.

Así, los diseños actuales serán aceptados, pero no será posible para los equipos eliminar o intercambiar piezas que sean aerodinámicamente significativas en un carenado.

Asimismo, la aprobación de los cuerpos aerodinámicos estará basado en lo que se ha hecho en años anteriores, pero de forma “más objetiva”.

Fuente: solomoto.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *