RENZO ARELLANO Y LA VOGE 300, UN TÁNDEM QUE RUGE FUERTE EN EL BIG TRAIL

Por Ignacio Psijas

Entusiasta, dinámico y emprendedor, Renzo Arellano Toro es uno de esos apasionados por la moto que no para de buscar nuevos desafíos. Por décadas protagonista de cuanto campeonato endurero surja en el mapa de carreras, el quilpuenino de 53 años hoy en día está centrando su actividad deportiva en la modalidad del big trail, una apuesta que le ha traído consigo resultados de honor tanto en la Copa del Rey como en el HSCC.

Arellano y la Voge 300 vienen roncando fuerte en las carreras de big trail

Si bien en un principio este nuevo reto en la vida racing de Arellano se focalizó en motos con largo historial en el big trail como lo es la BMW F 800 GS, el piloto de la Quinta Región terminó por deslumbrar a todos hace un par de meses en Picarquín cuando se dio el gusto de vencer la categoría Expertos Conde de la Copa del Rey en una flamante Voge 300 importada a Chile por Imoto S.A.

A la hora de valorar las cualidades de la moto desarrollada por la marca premium de Loncin, Arellano no escatima en elogios.

“La verdad es que estudié el comportamiento de la Voge 300, la analicé, la compré y la empecé a probar, dejándome de inmediato fascinado”, comienza mencionando Arellano antes de ahondar en las virtudes de la moto. “Es una máquina aproximadamente de 175 kilos, con un rico andar. Yo peso 75 kilos y por consiguiente me queda muy cómoda. Si bien le he realizado algunos cambios en la línea de escape y mejoras en los flujos de aire, técnicamente la moto es la misma que viene de base, lo que demuestra su alto rendimiento. La Voge responde perfecto, de hecho en la última carrera del HSCC me pude tomar revancha de mi amigo Alejandro (Gajardo) en su BMW 310 al que superé por más de 40 segundos. La moto se comportó de forma sensacional”, agrega el empresario, quien ya se está preparando para defender su liderato en la Copa del Rey este sábado en el Viñedo Veramonte.

“Debuté con la Voge en carreras tras hacer un rodaje aproximado de 400 kilómetros, pero ahora ya estoy bastante entrenadito. Este viernes haré una práctica para llegar bien a la fecha del sábado y defender la punta del ranking”, menciona un motivado Arellano, cuya decisión de adquirir esta moto importada por Imoto le genera más de una sonrisa.

“Lo conversaba con un amigo. Muchas personas buscan comprarse una moto de 10, 15 o 18 millones, pero en mi caso siempre cuestiono el porqué arriesgar tanto dinero. En mi caso con la Voge que tiene un valor mercado de $3.490.000 siento que he logrado un producto espectacular, y con un plus importante que son sus repuestos, cuyo valor son muy inferiores al de modelos de otras marcas. Todos esos aspectos me hacen estar muy contento con la moto”, asegura con firmeza un Renzo Arellano que entre los paseos y carreras tanto de Copa del Rey como de HSCC espera sumar múltiples capítulos gloriosos a bordo de la Voge 300… una moto con la que incluso tiene en mente cumplir un reto muy interesante.

“Estoy evaluando la posibilidad de correr el Desafío del Desierto del próximo año con la Voge 300. Hablaré tanto con Claudio López como con Don Carlos Clericus para ver si podemos cumplir este objetivo que sería icónico”, sentencia el quilpuenino, todo un pionero a la hora de explorar las potencialidades de una moto que día a día gana nuevos adeptos en el mercado nacional.

CONOCIENDO A RENZO

 

Con la Quinta Región en sus venas

“Nací y fui criado en Viña del Mar, pero desde muy pequeño llegué a Quilpué y de ahí no me he movido más. Me encuentro un privilegiado, ya que al frente de mi negocio, es decir a solo 3 minutos, tengo a disposición la posibilidad de entrenar en el circuito de La Cuca. Para un apasionado por la moto como yo eso es un sueño”.

 

Siempre ligado a la tierra

“Soy agrónomo de profesión y por ende desde siempre me llamó la atención todo lo ligado a la tierra. A eso cabe sumar que llevo 32 años, casi 33, prestando servicio voluntario a bomberos de Chile, cubriendo incendios forestales, por lo tanto esas labores han motivado que desde hace mucho tiempo pase horas metido en el cerro y que a la postre me concentrara por largo tiempo en labores como agrónomo forestal en la CONAF. Ese vínculo con CONAF me llevó a ejercer como motorista de vigilancia para incendios forestales en Peñuelas, un sector con largo historial tuerca por tener circuito y una pista de motocross en Curauma. Cumplí esas labores durante 3 temporadas, un periodo que fue clave para enamorarme del motociclismo, pasión que me ha acompañado desde 1991 a la fecha y que no pienso soltar”.

Triunfante en el HSCC de Curacaví

Faceta empresarial

“Desde 2006 tengo mi empresa MotoReps con locales en Viña del Mar y Quilpué. La verdad es que estoy contento con los resultados alcanzados, puesto que hemos ido avanzando paso a paso de forma sostenida en el tiempo, y además contamos con el plus de ubicarnos en una plaza estratégica muy buena en Quilpué, que nos entrega excelente conectividad hacia al interior a zonas como El Belloto y Villa Alemana, por lo cual llegamos potencialmente a una numerosa cantidad de habitantes”.

 

Recuerdos legendarios

“Uno de los momentos bonitos ligados a las motos fue el que viví junto al Club Zona 5. Si bien duró 4 o 5 años, dejó un sello en torno al desarrollo de las carreras en postas, competencias de enduro muy entretenidas que tenían una duración de 4 horas, es decir alrededor de 12 a 14 vueltas a pistas de 25 minutos. Terminaba esas carreras con la piel pegada a los guantes. Con eso lo digo todo. Fueron lindos años que siguen siendo recordados”.

 

Carreras y amistades

“He corrido Nacionales, Cross Country, HS, Zonal Centro, Zonal Norte y ahora en la Copa del Rey. De hecho actualmente estoy inserto en una agrupación denominado PTI (pilotos trail interregionales) que ya tiene reunidos a 115 integrantes, una cifra muy interesantes que nos hace mover el negocio con pases y actividades que nos permiten pasar largas horas conociendo lindos lugares y forjando grandes lazos de camaradería”.

Sueño africano

“Esa gran pasión que me une a los paseos y excursiones en moto me motivó el año pasado junto a mi amigo Juan Cortinez – dueño de Latamotour- a cumplir un viaje de 3.700 kilómetros por 8 países de Europa en motocicleta recorriendo increíbles zonas de Suiza, Austria, Italia, España, entre otros. Fue una gran experiencia, y para 2024 tenemos planificado ir en marzo a Marruecos y hacer un recorrido que nos permita llegar hasta Dakar, de ida por el atlántico y de vuelta por el desierto”.

Carlito de Gavardo Endurista

Scroll al inicio