QUIÉN TE VIO, QUIÉN TE VE

Corría junio de 2008 y Valentino Rossi era el claro amo y señor del MotoGP. En ese momento el italiano iba en ruta a conseguir su octavo título mundial y aprovechaba uno de sus momentos libres en el GP de Catalunya para sacarse una foto con un risueño niño español. El “chaval” tenía como nombre Marc Márquez, justamente el rider que una década más tarde se ha transformado en la máxima referencia del motociclismo mundial y en el llamado a batir todos los récord que ostenta “Il Dottore”, tras un fulgurante ascenso que ha incluido varios duelos, roces, caídas y polémicas con su otrora ídolo de la moto #46.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *