PRESIDENTE DEL SALÓN DE MILÁN ES ARRESTADO POR CORRUPCIÓN

Se trata de Antonello Montante, quien ha sido arrestado tras ser acusado de espiar a quienes le investigan producto de unas declaraciones de varios personajes provenientes de la mafia italiana.

Fuente soymotero.net

Acostumbrados a las noticias de corrupción españolas parece que se nos olvide que en otros países esto también pasa, y desde luego Italia no se queda atrás. Acabamos de saber que el presidente del Salón de Milán, conocido por sus siglas EICMA (“Esposizione Internacionale Ciclo e Motociclo e Accesori”), ha sido arrestado acusado de corrupción. Antonello Montante es también vicepresidente de la asociación ANCMA, la equivalente a la ANESDOR española. Al parecer se le acusa de crear una red ilegal de informadores para espiar precisamente una investigación iniciada en su contra. Fue detenido en la población siciliana de Caltanissetta, donde se le tomó declaración.

Montante, que fue antes presidente de Sicindustria (la confederación general de la industria en Sicilia), fue detenido junto a otras cinco personas. Declaró “estoy comprometido con las instituciones. Nunca he obtenido ventajas, ni contratos, ni financiación, ni facilidades”. Al industrial italiano le habían investigado ya hace pocos años por asociación mafiosa y ahora se le acusa de asociación criminal destinada a la corrupción. Según el fiscal de la población siciliana Montante creó una red ilegal para espiar a quienes llevaban una investigación en su contra que se había iniciado tras las declaraciones de algunos arrepentidos de la mafia. Entre los detenidos había tres agentes de policía que presuntamente habrían participado en esta red de espionaje ilegal.

Por lo visto, la lista de sospechosos en este caso asciende a 22 personas aunque en los otros casos no ha habido por ahora detenciones. Entre ellos destaca el ex-presidente del Senado italiano, Renato Schifani, el ex-general Arturo Esposito, el ex-director del servicio secreto civil italiano (Aisi), el jefe de departamento de dicho servicio Andrea Cavacece y el ex-gerente de la primera división del Servicio Operativo Central de la policía, Andrea Grassi. Un caso, pues, de notable entidad, aunque no parece claro cómo pueda afectar a la organización de la feria EICMA, si es que lo hace de algún modo.

Volviendo al caso, según la acusación Montante disponía de un sistema de espionaje para defenderse de los opositores políticos, dentro de la asociación industrial, y para obtener información sobre la investigación por asociación mafiosa que el fiscal le había abierto en 2014. Pero este ex-hombre fuerte de la política económica siciliana, parece a partir de los documentos de la investigación, también tenía un “topo” en la comisión de lucha contra la mafia. Este le habría informado del contenido de la audiencia, secreta, del empresario Marco Venturi, el ex-amigo más tarde se convirtió en su más grande acusador.

El sistema Montante, según los investigadores, funcionaba así: “Se ha comprobado con suficiente claridad que Montante, además de prometer y obtener empleos, hizo todo lo posible para satisfacer las expectativas de carrera o de reubicación”. Montante, además de colocar a personas en las que confiaba en el gobierno regional, apuntaba alto y “expresaba expresamente la voluntad de colocar en el futuro a sus representantes en el parlamento nacional”. Según el juez, se trata de “un proyecto político que no sería ilegítimo si no fuera por el hecho de que, no sólo está dirigido al cuidado de los intereses de unos pocos sujetos, sino que, sobre todo, para perseguirlo, uno se mueve dentro de un sistema de corrupción generalizada, que por lo tanto caracteriza la conducta puesta en marcha para lograrlo como ilegalidad criminal”.

Curiosamente el empresario italiano recibió en 2008 la medalla de los Caballeros del Trabajo por haber “estado particularmente comprometido con la lucha contra las organizaciones mafiosas, promoviendo el compromiso de las asociaciones industriales sicilianas contra la extorsión”. Ahora ha sido suspendido de esa organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *