OPINIÓN : LO QUE LE »DUELE» A NUESTRO DIRECTOR DEL DAKAR 2023

Antes que se esfumen casi definitivamente los ecos del pasado Dakar, que para cada uno de nuestros lectores tendrá un significado diferente en cuanto a sus resultados, queremos compartir con ustedes la Editorial de Revista Digital #19 que ya llegó la primera semana de febrero a los suscriptores y donde nuestro director Alexis Vásquez expone su particular punto de vista respecto a cómo vio el podio final del gran evento y sus Top Ten.

Revista 19 está disponible para quienes se quieran sumar y apoyar al Team Motociclístico más grande del país, recibiendo anualmente un set de revistas y obteniendo un cúmulo de descuentos en la empresa Imoto, el principal importador de accesorios y repuestos del país (también entre los líderes en la importación de motocicletas).
Contactos : alexisvasquezsmotos2018@gmail.com  –  +56 966614156

Vamos con ese artículo :

Editorial 19

LO QUE DUELE o “me duele”

Vaya contradicciones que tiene el Dakar, imán poderoso que radicado en cualquier lugar del planeta nos hace vibrar, sufrir su poco (porque tampoco hay que dramatizar), alentar a los nuestros, comentar, dar opiniones tajantes, ser parte del primer show deportivo del año.

Lo que pase por tu cabeza, y cualquier cosa que digas, está protegido por el derecho inviolable y constitucional de expresar libremente tus ideas, aunque no sean las mismas.

Por ello nos ocurre frecuentemente que entre director y periodistas, director-comentaristas, periodistas-comentaristas no estamos siempre en igual posición ni en el mismo bando.

En nuestra propia web, por ejemplo, se realza mucho la presencia de los pilotos chilenos entre los Top Ten de sus respectivas categorías; del papel cada día más importante que cobra nuestro país en las arenas de Arabia Saudita, como igualmente Sudamérica (cierto); que no todas las naciones pueden decir lo mismo, que patatín patatán , que somos hasta hermanos en el triunfo con los argentinos y que los recursos son escasos, además del esfuerzo mayúsculo, para pretender un título en las motos.

Que el Estado no da lucas, que los guerreros se forjan en el yunque familiar y que hay que trabajar en las canteras para sacar las joyas directamente a la corona real.

Bueno, a quien escribe le queda claro, y le duele por cierto, que desde la ruta trazada y abierta por Carlo de Gavardo el año ’96, no fuimos capaces (disculpen que se meta alguien que ni ha jugado con arena) de imponer esa supuesta hegemonía latinoamericana, pregonada montón de veces, antes que…exacto, el señor Kevin Benavides (sacarse el sombrero!) lograra la primera victoria para su nación, en el año 2021, justo cuando el iquiqueño Nacho Cornejo iba directo a la gloria.

Desde ahí, y con el segundo puesto de Quintanilla en el 2022, ya la pista se nos puso pesada. Pero ahora, con el segundo oro, muy merecido de Kevin  en una carrera que según muchos fue la más dura de la historia y que según otros fue la más debilucha (siguen las contradicciones), difícilmente Chile sea ese capo latinoamericano  que este director pensó.

Tendría que haber un nuevo orden internacional para superar los dos oros argentinos que, como en los Juegos Olímpicos, ni mil medallas de plata podrían equilibrar.

Que Por favor!, nuestro querido Nacho o el fantasmal Quintanilla (que ha decidido castigar a la prensa con un estruendoso silencio) nos saquen de nuestra E-QUI-VO-CA-CIÓN torturante.

¿Confiar en la camada de chicos que vienen? ¿Cuáles? No se ve nadie con el sol naciente a las espaldas, por culpa tampoco de nadie por supuesto, pues se trata de una disciplina más bien individualista a la hora de navegar por sus arenas.

Chaleco y Casale han hecho bastante por esa lucha no declarada de la que hablamos, pero tampoco ha sido suficiente para contrarrestar a los panzers de Messi y cía., que también tienen la delantera en los coches.
Un Dakar que lo más probable es que, ahora sí, tendremos que mirar desde atrás y eso que ni hemos conversado la posibilidad de nuevos cambios en los equipos factory a los que no les están saliendo las cosas.

Pero el terror más profundo, que no deja dormir ni al Doctor Mortis, es que el World Argentino para Six Days tenga en sus filas a los dos hermanos Benavides y a los dos Caimi.

Advertencia:  No me hagan caso, el insomnio hace escribir leseras.

Alexis Vásquez Henríquez
 

Carlito de Gavardo Endurista

Scroll al inicio