NUEVOS GANADORES Y TRES INFANTILES CON COSECHA 100% MOSTRARON SU MAESTRÍA EN EL FUNDO SAN LUCAS

No crean que nos habíamos olvidado del último reporte del Zonal Centro de Enduro, sin embargo, entre los compromisos de nuestro equipo tanto a nivel criollo -con los lanzamientos de la industria- como en el ámbito internacional con la Feria 2 Ruedas de Medellín nos vimos obligados a hacer un pequeño alto. A veces nos podremos demorar, pero el deber nos llama y siempre estaremos ahí para cubrir las incidencias de todas las categorías de la competición en Chile, así que vamos mano a obra con todo lo que nos dejaron las categorías Infantiles y Damas en el tortuoso y exigente Fundo San Lucas de Papudo.

 

Foto portada: Tomás Castro, el puntarenense Vicente Díaz, Sebastián Arriagada y Rubén Fernández 

Huerta sigue dictando su ley

Pasan los años, asciende de categoría, pero no para de sumar una tras otra victoria. El amigo de los triunfos es el infalible súper kid Cristóbal Huerta, quien pese a no entrenar demasiado durante la época de verano se las ha ingeniado para mandar con mano de hierro en las dos primeras fechas de la categoría 85cc del Zonal Centro.

El talento de Guangualí repitió la fórmula que exhibió en Boco, liderando de principio a fin las acciones sobre Benjamín Godoy y Amaro Valenzuela, dos chicos con muchas condiciones que asoman como las principales amenazas de Huerta en la disputa por el título 2019.

Ante la ausencia del hábil Américo Godoy, el encargado de posicionarse como el cuarto más veloz de Papudo fue Lukas Fredes, adolescente liguano que ha confirmado todo lo positivo que mostró a fines del año pasado.

Así como Fredes asoma como un cheque a fecha, lo propio se puede decir del promisorio Mumo Durán, quien se repuso al difícil bautismo de categoría que tuvo en Quillota para ubicarse en un expectante quinto casillero a solo 15 segundos del mencionado Fredes.

Pasar de correr en circuitos cortos y planos a otros más extensos y con grandes trepadas supone todo un desafío, pero los chicos provenientes de 65cc suelen adaptarse muy rápido, tal como lo grafica el andar de Durán y también el de Alfredo Gallardo, sexto en tan solo su segunda carrera como piloto de 85cc.

Por detrás del piloto de la localidad de Caimanes se situaron Matías Aracena, Lucas Hormazábal, Julio Fernández y Héctor Jofré.

 

Tomy world

Los altos y bajos sumados a lo largo de 2018 parecen haberse transformado en un excelente aprendizaje para el veloz Tomás Castro, cuyo creciente nivel de experiencia se está traduciendo en actuaciones cada vez más convincentes. Así lo apreciamos en Papudo, donde el kid de la localidad de La Cruz se llevó la victoria tras marcar los mejores cronos en cada una de las 9 vueltas pactadas al circuito corto marcado por los hermanos Maldonado.

La novedad en los 65cc vino de la mano de José Tomás Osses, quien se llevó de regreso a su natal Longotoma un valioso premio por su segundo puesto luego de cobrarse dulce revancha de su rival Pablito Olivares Mariño que lo había batido en Boco.

Tomás Castro

En una categoría plagada de niños con vasto talento, Clemente Vásquez y Apolo Jeria se repitieron el plato de Quillota al sumar nuevos cuartos y quintos lugares respectivamente, mientras que sexto, séptimo y octavo encontramos a dos pilotos que hicieron su estreno en el ZC 2019 pero que tienen mucho que decir en la categoría como Rubén Fernández, Santiago Pérez y Vicente Díaz.

Pablo Salazar Bravo y el menor de los inquietos hermanos Durán Bertero, hablamos de Vicente, cerraron el top 10 en una nómina que lamentó la deserción de Gabito Salazar, quien debió retirarse en la sexta vuelta.

 

Imparable

De tanto en tanto la localidad de San Esteban nos impacta con la irrupción de grandes enduristas, y parece que 2019 será el año de un nuevo caso, puesto que el pequeño Aron Carvajal volvió a asestar su implacable dosis ganadora en la serie 50cc, sorteando con solvencia la presión de Gastón Zamora, quien a su vez ha dado un paso fenomenal con respecto a la temporada pasada.

Aron Carvajal

El par de Benjamines Santis también aportaron su talento ubicándose tercero y cuarto a escasa diferencia de Zamora, mientras que Martín Arancibia lideró el grupito de aquellos con un tiempo final de 18 minutos superando a Gonzalo Acosta, Gaspar Barría y Jean Raúl Michea, todos buenos alumnos en una categoría que no deja de aportar noticias positivas a partir de la presencia en pista de 18 inscritos.

Gaspar Barría

El doctor de Cabildo

Máximo Figueroa apeló a su capacidad y a los poderes que le otorga el #46 de Valentino Rossi para sumar su primer éxito del año en Mamadera. El nativo de Cabildo celebró en lo alto del podio en Papudo, aunque no sin antes sudar la gota para sobreponerse al fuerte nivel de Nachito Rodríguez que lo dio todo hasta el final en su intención por repetir el triunfo que había alcanzado en Quillota.

Martín Jeria trepó al tercer lugar en una carrera marcada por el favorable estreno de pilotos debutantes. Esos fueron los casos de Martín Cabrera y Carlos Fernández, quienes debutaron con un cuarto y quinto puesto respectivamente por delante de la chica súper poderosa Alondra Montiel, quien ya había dado cuenta de su habilidad en Boco.

Cerrando la zona de puntos encontramos al también rookie Ángelo Carrasco y al calerano Igor Hormazábal.

 

Triple A

Los nombres iniciados con letra A emergieron con la fórmula ganadora en la serie Damas, dominada por Alondra Aguilera, Andrea Arancibia y Antonia Salinas, cuyo gran trabajo sumado al de Panchita Vásquez se vio empañado por el magro número de inscritos en pista, situación que se explica en el tope de fecha con el inicio del campeonato nacional femenino que motivó a que las riders privilegiaran la actividad en Casablanca.

 

Donde también vimos pocos actores fue en la categoría Padre-Hijos, cuyo entusiasmo de los últimos años se ha visto reducido considerablemente, aunque no afectando la motivación de Alejandro y su hijo Clemente Vásquez, quien se llevaron hasta La Cruz el premio por la victoria tras superar en enconada disputa a Eduardo y Apolo Jeria, y a Raimundo Durán padre y el peque Vicente, una lucha linda que lamentablemente se ve afectada por el magro parque de motos en pista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *