NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO (PARA MUESTRA VEA EL VIDEO)

Qué duda cabe, comprar productos por internet nos ha facilitado la vida en términos de desplazamiento y rapidez de los despachos, sin embargo, no siempre esta alternativa resulta la más próspera. Así lo vivieron en carne propia los peculiares protagonistas del programa Bikes and Beards de Youtube, quienes se encontraron con inesperadas sorpresas -y no de las buenas- luego de adquirir una moto por Amazon.

Fuente: motorpasionmoto.com

La calidad no siempre lo es todo, también es importante la comodidad. Y así creció Amazon, donde también venden motos, y eso ha llamado la atención de los hombres de Bikes and Beards en YouTube, así que les pudo la curiosidad y tiraron de billetes.

Estos moteros barbudos hacen todo tipo de vídeos más bizarros. En una de las últimas entregas se pusieron a forzar antirrobos de motos en plena calle para comprobar su efectividad… Y para su última invención han tenido que tirar de cartera, porque han comprado la moto custom más cara a la venta en Amazon (sí, en Amazon también venden motos), y el resultado son unas cuantas risas.

Bikes and Beards se metió un buen día en Amazon y vio este anuncio: una moto custom en venta. Por ella piden 7.000 dólares (lo que equivale a unos 6.400 euros). Si bien no hay muchas motos, alguna sí que hay a la venta, y con el vídeo podremos despejar las dudas que nos surgen al respecto.

Por ese precio recibieron al cabo de unos meses una caja enorme, y para su sorpresa, estaba completamente ensamblada, por lo que se ahorraron el trabajo de montarla pieza a pieza. Sobre la caja venía el nombre de una marca de desconocida reputación: VOGER, que en Amazon se vendía como Massimo. Primera mala impresión, porque se tuvieron que meter en Google para encontrar algo más de información sobre el modelo de la moto.

I BOUGHT The MOST EXPENSIVE street legal dirt bike on Amazon - YouTube

Al parecer la custom equipaba un motor de dos cilindros en V y 249 cc con 17 CV de potencia. En un principio parecían fascinados con la moto porque tenía buena pinta, pero a medida que van toquetéandola se van dando cuenta de que han pagado 7.000 dólares por una moto de dudosa calidad.

Es de tan dudosa calidad que hasta los muelles que flexionan el asiento son tan rígidos que no amortiguan el peso y son incómodos. Pero lo más surrealista fue cuando se dieron cuenta de que los dos cilindros de gran tamaño… ¡No eran cilindros, sino tapas de plástico! Detrás de ellos estaban los dos cilindros, aunque de un tamaño ridículo.

Siguen trasteando, y van encontrando más joyas: cables al aire, interruptores que se caen solos, pero lo que no encuentran es el escape. ¿Entonces, cómo suena? Bueno, esa es quizá la mejor parte de todo el vídeo.

Una vez han terminado de encontrar todos los secretos de ella llega el momento de girar la llave y ver cómo suena. Risas aseguradas. Aunque enciende a la primera, instantáneamente les arranca una carcajada a los dos protagonistas por el sonido a escape. Cuando está al ralentí la moto suena como una máquina de burbujas según los protagonistas del vídeo, y no cabría una descripción más acertada.

Luego se dan unos cuantos garbeos por el barrio, y no parece ir del todo mal para los 17 CV de potencia que tiene, pero desde luego que no termina de enamorarles. Teniendo en cuenta los 7.000 dólares que han pagado por ella, en territorio americano se podrían haber comprado una buena Harley-Davidson de segunda mano o hasta una Rebel 300.

Carlito de Gavardo Endurista

Scroll al inicio