LO QUE NO SE VIO NI SE DIJO DE LA FINALÍSIMA DEL NACIONAL MX 2018

Los finales de temporada suelen ser fuente de variada información, y en ese sentido la séptima y última fecha del Nacional de Motocross by Bel-Ray en Rancho Tudor no fue la excepción, por lo que hemos dejado reservado un capítulo aparte para narrar parte de las historias que recolectamos durante la clausura del MX 2018.

Foto portada: Rodrigo Yáñez y Cristian Lecaros festejando al campeón MX2A Sergio Villaronga

 

Escenario de lujo

Más de alguno tenía ciertas aprensiones sobre el resultado que tendría la fecha de clausura del Nacional MX al escoger el Rancho Tudor como escenario, pero lo cierto es que el circuito ubicado en Valdivia de Paine se ha convertido en un verdadero referente del motocross nacional, no solo a partir de la belleza geográfica del lugar y las características del trazado, sino que gracias a la infraestructura del recinto que sin duda marca pauta en el ámbito local. La FMC y Abascal Producciones se la jugaron por este lugar y la apuesta pagó claros dividendos, puesto que tanto pilotos como espectadores disfrutaron de un fin de semana marcado por un espectáculo fluido y con buenas carreras.

El infatigable «Piccolo» Tudor junto a sus nietos Mariano y Valentín en una mítica Suzuki GN

Diseño técnico, con peraltes muy exigentes y un terreno en excelentes condiciones (regado de forma permanente) fueron algunos de los atributos que cabe destacar del circuito TMS que año tras año da evidentes pasos adelante en cuanto a puesta en escena y calidad del trazado, lo cual sin duda tiene que ver con el corazón y capacidad que han puesto en este proyecto “Piccolo” y Raczo Tudor, cuya pasión por el motocross se refleja netamente en este complejo deportivo de la zona sur de la Región Metropolitana, que producto de la buena aceptación que ha generado en la mayoría de los protagonistas del campeonato está llamado a seguir ganando protagonismo en las próximas temporadas del MX chileno.

 

La humildad de los campeones

El motocross siempre ha sido y será un deporte adrenalínico que promueve pasiones debido al constante roce que se produce en pista, pero más allá de las altas revoluciones por minuto que los pilotos llevan en la sangre, cabe destacar las positivas actitudes que vimos el domingo pasado en el Rancho Tudor, donde varios riders de punta hicieron gala de su espíritu fair play, como es el caso de Matías Gallardo, quien pese a la severa decepción de perder el título de MX2A en la última fecha, de igual modo fue uno de los primeros en felicitar a su rival de todo el año, y campeón de la serie, Sergio Villaronga, lo que habla muy bien de su caballerosidad.

Saludo de dos grandes: Matías Gallardo y Sergio Villaronga.

Caso similar es el del nuevo monarca de Open Pro, Miguel “Coyote” Cordovez. El ecuatoriano evidentemente no estaba satisfecho con el hecho de cerrar la temporada siendo derrotado de forma clara por Hardy Muñoz, pero de todas formas una vez más demostró toda su buena onda tanto dentro como fuera de la pista, compartiendo risas con todos y además disfrutando con la visita de grandes exponentes del motociclismo como el “Jefecito” Herrera que también estuvo presente en la carpa de Pwork.

«Coyote» Cordovez

Si Cordovez fue solicitado, qué decir del caso de Hardy Muñoz. “Willy”, con la confianza a full tras su gran periplo por el Mini Os, estuvo acechado durante todo el weekend por los fans y sus propios colegas que buscaban conocer más detalles de su experiencia en USA. En esas circunstancias más de algún piloto suele mostrarse superado o incluso molesto, pero el temucano en cambio dio una lección de empatía y humildad al no escatimar esfuerzos a la hora de sacarse fotos y compartir minutos con todo aquel que se lo solicitara, siempre con un trato muy respetuoso y deferente que habla muy bien de sus cualidades humanas.

Preparando maletas

Mientras Hardy se preparará para la próxima temporada entrenando fuerte en la Región de la Araucanía, dos figuras de la serie 85cc están listos para un inicio de año a full en Estados Unidos. Nos referimos a Benjamín Garib y Nicolás Israel.

El Benja, actual campeón de 85cc FIM, quien deja las filas del team Suzuki Derco luego de años muy exitosos, estará radicado por cuatro meses en el país yanqui, una experiencia que según su apoderado Matías de la Cerda no solo lo ayudará a potenciar sus prestaciones conductivas, sino que más importante aún, a madurar como persona y adquirir nuevos conocimientos en todo orden de cosas, algo que muy pocos chicos de su edad (14 años) tienen la posibilidad de vivir.

Una falla mecánica complicó a Garib en la segunda manga de 85cc FIM

En el caso del Nico, su periplo también promete ser muy intenso, pero menos extenso en calidad, ya que solo estará focalizado en los meses de enero y febrero. El menor del clan Israel está decidido a volcar todos sus esfuerzos en el motociclismo, pero sus padres Claudio y Francisca siguen anteponiendo como prioridad los estudios, ante lo cual Nicolás estará de regreso en marzo para iniciar un nuevo año escolar.

Team Suzuki Derco a fondo con Hernán y Nico Olguín, Nico Israel, Joaco Borgoño y Benja Garib.

De regreso a la contienda

Así como en el Rancho Tudor lamentamos la ausencia de varios pilotos, por contraparte debemos valorar la vuelta a la actividad de algunos ases que no veíamos desde hace bastante tiempo en los escenarios del MX.

Mientras en Open Pro destacó con luces propias el debut ganador de Hardy Muñoz, en MX1B nuevamente aparecieron en la grilla el copiapino Alberto Albasini y el capitalino Jesús Acevedo, éste último de vuelta tras un largo periodo ausente de los circuitos. En MX2A figuró la auspiciosa vuelta de Benjamín Sánchez, ausente de las últimas cinco fechas, quien despidió la temporada con un muy positivo quinto puesto.

No solo los valores jóvenes emergieron en la lista de los “regresados”, ya que el Germán Tacchi, encendido tras su actuación en el ISDE, también se dio cita a Valdivia de Paine, y vaya de qué forma, ganando de forma contundente en la serie Master A. Esperamos que la actuación del “profe” y de los pilotos antes mencionados sirva de aliciente para verlos más a menudo en el Nacional MX durante 2019.

 

Ídolo de todos

La vida lo golpeó duro, pero día a día nos regala una lección de temple y fortaleza. Nos referimos a Jeremías Aravena, quien con su sonrisa característica estuvo al pie del cañón siguiendo todas las acciones de la fecha del Nacional MX en compañía de su hermano Nico (convaleciente de una lesión de muñeca).

Jere Aravena con la pasión tuerca intacta

Durante su estadía en el Rancho Tudor, Jere se inyectó de buena vibra gracias a las innumerables charlas que sostuvo con diversos pilotos y especialmente a partir del cariño incondicional que le prestaron los aficionados, aquellos que siempre lo han empujado fuerte tanto en las buenas como en las malas.

Con la mente en USA

Hablando de pilotos que tienen estrecho lazo con los fans, tampoco podemos dejar de mencionar a Tania González, quien pese a estar más focalizada en el enduro, sigue siendo una de las exponentes nacionales más fuertes del MX. La licantenina estuvo en la carpa del team R.Ríos exhibiendo su Husqvarna 125 de enduro y regalando múltiples souvenirs al público.

Rodrigo Ríos junto a sus pilotos Hardy Muñoz, José Alonso, Tania González y Diego Pizarro

La seleccionada nacional, desde ya con la mente puesta en correr un segundo Six Days en Portimao 2019, nos confirmó que está ultimando detalles para viajar en el mes de febrero rumbo a Estados Unidos, donde no solo visitará a su hermano mayor, sino que además haría una serie de carreras, objetivo que la tiene muy motivada tanto a nivel de experiencia de vida como de potenciación de su carrera en el ámbito internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *