smalltit euro babe gets orally pleased.chicas desnudas charming cutie services a knob to rapturous delights.

LATINO DE PICHILEMU: LECCIONES, DUELOS Y MUCHA ACCIÓN

Por Ignacio Psijas, fotos: Claudio Morales, enviados especiales a Pichilemu

Foto portada: Valeria Rodríguez y Anyela Valdés dejaron en lo alto al enduro femenino chileno

 

Vaya fin de semana tuerca vivimos en Pichilemu, uno para el recuerdo sin dudas. A nivel global la fecha final del Latino 2022 se saldó con aspectos muy destacables como el alto número de inscritos, el gran nivel de los pilotos chilenos, duelos al rojo vivo en distintas categorías y un circuito que una vez más respondió a su sitial de catedral del enduro chileno, sin embargo, también se presentaron problemas no menores que vale la pena exponer y debatir en aras del necesario crecimiento que merece nuestro deporte.

Te invitamos a repasar en conjunto algunas de las principales temáticas que generaron comentarios en la ciudad del surf.

 

PICHILEMU, UN LUGAR DE ENSUEÑO

Ya sea en piso seco o mojado, con sol o con lluvia Pichilemu ofrece unos parajes y desafíos técnicos que no dejan indiferente a nadie. Así lo hicieron sentir valores internacionales como el dominicano Jobel Coronado y los argentinos Diego Llanos y Lucas Godoy, quienes quedaron admirados ante las características de una locación que responde plenamente al reto de albergar un Latinoamericano de Enduro.

El dominicano Coronado se impuso en E3

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

Llegar a un paddock y encontrarse con la imagen del mar de fondo es un lujo que muy pocos escenarios endureros a nivel mundial pueden entregar. En ese sentido el fundo San Antonio de Petrel generó postales magníficas, sin embargo, no todo fue felicidad en la sexta región, ya que tanto el viernes -jornada de verificaciones técnicas y administrativas- como el sábado el máximo reto fue como arribar y salir del camino de acceso sin quedar entrampado en el barro.

 

RÁPIDA REACCIÓN

Camionetas y autos enterrados por doquier fueron la imagen característica de viernes y sábado, una situación muy ingrata que obligó a respuestas sobre la marcha. En asunto de horas el comité organizativo del evento logró el apoyo de tractores para socorrer a la infinidad de vehículos afectados y asimismo trasladar el paddock a la zona más alta del fundo de cara a la carrera del domingo con el fin de evitar trastornos mayores.

Más de alguno se preguntará cuál fue el motivo que impidió montar el paddock más cerca de la carretera desde un inicio, y lo cierto es que la FMC no consiguió este objetivo por un tema meramente de permisos.

Por momentos la situación fue crítica, pero el trabajo colectivo sumado a la buena disposición del dueño del fundo Pablo Reyes evitó trastornos mayores, una reacción valorable pero que al mismo tiempo debe servir de experiencia con miras a la organización de futuros eventos tanto locales como internacionales.

 

 

DÍAS ETERNOS

A nivel deportivo la cronología del Latino adulto y juvenil se respetó de muy buena forma, tanto así que las jornadas competitivas terminaron bastante temprano, sin embargo, la demora en la entrega de los resultados oficiales, especialmente de la jornada dominical trajo consigo que el podio final se realizara íntegramente de noche cuando el frío y la lluvia arreciaban en Pichilemu.

La excelente gestión de KTM, comandada por Jan Spaarwater, permitió disponer de un podio de primer nivel, al más puro estilo de lo que se oscila en los conciertos musicales, pero ese esfuerzo alabable fue manchado por la escasa prolijidad y orden que presentó una ceremonia de premiación finalizada prácticamente 6 horas después del término de la prueba por parte de las categorías Súper Expertos, una espera interminable que colmó la paciencia de los presentes, quienes en varios pasajes hicieron sentir su malestar aplicando sendos bocinazos desde sus vehículos aparcados en el paddock.

Los imponderables siempre están presentes, pero en tiempos como los que vivimos actualmente, tan dominados por la tecnología e instantaneidad, urge desarrollar un sistema de cómputos más eficiente, en el que se puedan aplicar penalidades y cambios sobre la marcha de forma veloz como sucede en buena parte de los campeonatos de nivel mundial, sino de lo contrario seguiremos viendo podios que brillan por la ausencia de los protagonistas.

El presidente de la FMC José Tomás Díaz, siempre atento a las notas de www.smotos.cl, una vez leído este artículo nos expresó las razones que desencadenaron en la demorada entrega de resultados del día domindo.

«Paolo Cepeda (cronometrador) se quedó atrapado abajo, subió caminando y en los últimos metros lo subió Armando Santos en moto mientras iba en carrera. Él saca los resultados, no había problemas de tecnología», expresó JT.

Siempre es positivo tener la visión del máximo responsable de la FMC, más allá de las diferencias que tengamos en los puntos de vista.

 

PILOTOS CHILENOS A TOPE

Pasando a lo estrictamente deportivo cabe valorar el notable andar de los pilotos chilenos, quienes hicieron valer su nivel y conocimiento de los terrenos de Pichilemu tanto en la soleada jornada sabatina como en la lluviosa carrera dominical.

Podio Junior con Ruy Barbosa, Camilo Herrera y Nico Pakciarz en el 1-2-3.

En múltiples ocasiones se ha dicho que los deportistas nacionales flaquean cuando tienen la misión de mostrar sus condiciones actuando en casa, pero nada de eso aqueja a nuestros enduristas que una vez más exhibieron todo su potencial, dejando en claro el porqué Chile es considerado potencia absoluta a nivel latinoamericano.

‘La Roja’ se quedó con el claro #1 continental, ratificando el sitial de honor que nuestro país se ha ganado con esfuerzo, trabajo y dedicación a lo largo de las últimas décadas.

 

DUELO DE TITANES

Dentro del claro dominio mostrado por los pilotos nacionales, los punta de lanzas fueron, como no, Ruy Barbosa y Benjamín Herrera, animadores de una batalla de marca mayor que solo se resolvió en la última especial del día domingo.

A lo largo de los dos días de competencia el talquino pareció estar en control de las acciones, sin embargo, con la llegada de la lluvia cambió todo el escenario, ya que importantes cambios en la puesta a punto de su Honda permitieron a Barbosa empujar con todo en la vuelta final, y así desplazar del liderato a Benjamín consiguiendo una victoria dramática que lo premió con el título de campeón latinoamericano de enduro.

Más allá de vencedores y vencidos, lo más relevante es que Pichilemu fue testigo de un duelo épico que recordaremos por mucho tiempo.

 

A CUIDAR LO QUE TENEMOS

Tanto desde el ámbito deportivo, como organizativo e incluso climático el Latino de Pichilemu fue intenso, muy intenso, pero independiente de virtudes y defectos lo más importantes es que Chile nuevamente se las ingenió para sacar adelante un evento de talla internacional, por lo que ahora es tiempo de reflexionar, debatir y construir de cara a trabajar en conjunto pensando en nuevos retos, tratando de dejar atrás las diferencias y buscando el bien común que nos une: el desarrollo de nuestro querido motociclismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tube