smalltit euro babe gets orally pleased.chicas desnudas charming cutie services a knob to rapturous delights.

HOLANDA BRILLÓ COMO LOCAL EN EL MX DE LAS NACIONES

Assen, la catedral del motociclismo y habitual sede anual del GP holandés del MotoGP, se transformó por espacio de 48 horas en epicentro del motocross mundial al ser sede del prestigioso MXoN con la presencia de los países más potentes de esta disciplina de las 2 ruedas. Francia, Italia y USA asomaban como los más fuertes, pero los locales liderados por el súper talento Jeffrey Herlings y aprovechando las barrosas condiciones del circuito hicieron historia al sumar su primera victoria en esta prueba por naciones.

Fuente: Moto1pro.com

La carrera más esperada del año, la que cierra la temporada, la que congrega a las aficiones de todos los países, no ha defraudado en su edición de 2019, celebrada en la espectacular pista de Assen. El gran festival del motocross mundial temía que su cita en la catedral del motociclismo se viera eclipsada por unas condiciones climátológicas muy adversas. Sin embargo, la emoción no faltó y aunque pilotos y público lo pasaron mal, el Motocross de la Naciones volvió a ser esa carrera mágica que solo pasa una vez al año.

Los pronósticos se cumplieron muy a pesar del barro. Holanda arrasó en la clasificación con un Glenn Coldenhoff que es ahora mismo el piloto más en forma del planeta, un Jeffrey Herlings desatado en sus remontadas y un Calvin Vlaanderen que cumplió con el papel encomendado. Bélgica y Gran Bretaña les acompañaron en el podio de la gran carrera por selecciones nacionales.

MxoN 2019

España no entraba en los pronósticos, porque nunca lo ha hecho en este deporte, pero crecida por el «fenómeno Prado» llegó a soñar en algún momento con ocupar una plaza en el cajón. Al final no pudo ser, la última manga fue nociva para nuestros intereses, tanto Prado como Campano arrancaron bastante mal y aunque el lucense cuajó una gran remontada, el Team Spain no conseguía pasar de la novena posición en la tabla de selecciones.

El gran protagonista y capitan del equipo español fue, lógicamente, el Campeón del Mundo de MX2, Jorge Prado, quien había tomado la decisión de salir en esta carrera en la categoría de MXGP. El chaval de 18 años asumió con madurez el reto y se plantó en Assen con la intención de repetir los éxitos cosechados en todas sus carreras en esta pista. Por eso todo el mundo le nominó como uno de los favoritos, quizás porque nadie contaba con esas tormentas que iban a dejar la pista en unas condiciones muy distintas a las esperadas.

Si él sábado en los entrenamientos y en las mangas clasificatorias ya había firmado el gallego su carta de intenciones codeándose en todo momento con los mejores del Mundial de la categoría reina (una pequeña caída privó a Jorge de la victoria en su manga y terminó cuarto), el domingo la cosa fue aún a más. La situación climatológica no solo no mejoraba sino que por la noche cayó tal aguacero que la pista era un auténtico barrizal, resbaladizo y lleno de trampas.

En esas condiciones se dio la salida a la primera manga, la que enfrenta a los pilotos de MXGP con los de MX2, y como dos resortes los dos campeones del Mundo de 2019 salieron disparados de la valla dispuestos a ocupar y pelear por la primera posición. Tim Gajser y Jorge Prado arrancaron en ese orden, pero pronto Jorge superó al esloveno e impuso un frenético ritmo que le permitió abrir algo de hueco y beneficiarse de la visión clara sin el «spray» y el barro cayendo sobre su cara.

El español sorprendía al mundo, su habitual estrategia de carrera le estaba funcionando también aquí, en Assen, en la catedral, en el Motocross de las Naciones, en su primera participación sobre una 450 c.c. y en unas condiciones durísimas. Prado lideraba con solidez, marcaba vuelta rápida y dejaba atrás a todos los grandes nombres de este deporte.

Parecía que su circuito estaba seco y el del resto era un infierno; la mayoría se iban al suelo, se salían de la pista, se quedaban atascados en el barro, pero Jorge rodaba facilmente durante las primeras diez vueltas de carrera; justo hasta que los doblados empezaron a cruzarse en su camino, a llenarle las gafas de agua y barro y a obligarle a reducir el ritmo y quitarse las gafas.

Eso fue aprovechado por Gajser para pasarle en su camino hacia la victoria y también por Herlings, que se disponía a hacerlo cuando el español paró en boxes para cambiar sus gafas. Gajser ganaba la manga a un Herlings inspiradísimo en su casa, mientras que Jorge, una vez solventados sus problemas de visión, volvía a remontar hasta la tercera plaza tras pasar a Van Horebeek, Paulin y Seewer.

En la tercera y definitiva manga, con solo motos de 450 en pista, Coldenhoff ofreció un monólogo mientras su compañero Herlings levantaba al público con sus adelantamientos remontando tras una caída. Las gradas se teñían de humo naranja, mientras los belgas se aseguraban la segunda posición con el sólido Van Horebeek siempre delante y la única emoción quedaba en ver si los franceses o los británicos se llevaban el tercer puesto.

Jorge Prado, en su primera participación con la 450 estuvo a punto de ganar una manga, terminó cuarto en la categoría de MXGP, merced a un tercero y un séptimo puestos, y cerró el año con muy buen sabor de boca. El gallego estaba contento: «Creo que es un resultado muy positivo. En la primera manga me sentía ganador y se ha escapado la victoria por problemas de visión. En la segunda ha sido una lástima la salida y a partir de ahí he podido remontar, pero en unas condiciones muy complicadas». El Campeón de MX2 se desenvuelve muy bien con la moto grande y eso hace albergar muchas esperanzas de cara al 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tube