smalltit euro babe gets orally pleased.chicas desnudas charming cutie services a knob to rapturous delights.

¿HAS SENTIDO LOS 1.802cc DE UNA BIG BOXER?

 

     

Por Seba Sösemann

Modelo cruiser desde $ 27.190.000

Rinde 16.5 km/L

Muy pocos medios se han atrevido a probarla. Smotos es uno de ellos.

Era el  Año 1991,  y la banda de rock Irlandesa U2 grabó en Berlín su séptimo álbum titulado “Achtung Baby” (¡atención baby!), que es justamente lo que me provocó el probar La nueva R18 First edition de BMW Motorrad, esta mezcla de rock y actitud, con la ingeniería más refinada del mundo.

Analizar una cruiser de por sí ya no es fácil, hay mucha subjetividad en cuanto a la estética y conducción. No podemos juzgar la moto por parámetros tradicionales como velocidad final, agilidad, etc… Y, para colmo, estamos hablando de una marca que no tiene tradición de cruiser, su último intento lo hizo el año 2003 con la R1200C, que si bien hay un premio al esfuerzo, no fue el  mejor ejemplar de su categoría, ahora si todo eso no es suficiente para marear, está la fuerte influencia de la herencia de la marca en la moto. ¿Suena una tarea imposible no es cierto? Pero para eso estamos nosotros, para aclarar las dudas, y déjenme decirles que la fábrica bávara me la hizo súper fácil, me sorprendió, redefiniendo el género, poniendo de su propia cepa a este segmento de motos tan tradicional.

Con la R18, los germanos van por el mercado norteamericano que está en una mala racha dentro de lo que ya se ofrece en ese país, y BMW ve esto como una oportunidad. Pero como los moteros ya sabemos, estos grandes fabricantes no dan paso en falso ni cabida para los errores, es por eso que llegaron a esta moto, que toma en cuenta los orígenes de la marca al inspirarse fuertemente en la R5 de 1936, las preferencias del mercado de USA y la vanguardia de la tecnología.

BIG BOXER

Nos estamos enfrentando a este tremendo motor boxer, el más grande jamás construido por BMW, de 1.802 cc, enfriado por aire y aceite, con sistema de doble bujía que simplemente se roba la película, tal como lo era el motociclismo en sus inicios, visceral, sin ninguna intención de esconder la mecánica. Al arrancar la moto, sentimos cómo el cigüeñal nos ladea levemente a la izquierda, todo aquí gira en torno al motor, las aplicaciones de cromado tanto en la tapa principal como las laterales, los escapes de cola de pescado también en cromo y, un detalle increíble, que sigue esta misma línea de exposición, el cardán expuesto, así es señores, la única moto del mundo fabricada en serie con cardán expuesto, si me preguntan, un excelente detalle que debe de haber requerido una ingeniería no menor para lograr tal objetivo. Este motor, digno de un Panzer, que por un lado produce 91 hp y que por otro entrega 156 Nm de torque a tan solo 3000 rpm nos está dando la pauta de cómo se debe disfrutar una moto así, andando apenas a 2.250 rpm a 100 km/h y 2.600 rpm a 120 km/h.

La disponibilidad masiva de torque en cualquier marcha nos da esa recuperación maravillosa que es una verdadera fábrica de sonrisas, es adictivo, salir de una curva y acelerar en 5ta o incluso 6ta, con el simple giro del puño y la moto levanta enérgicamente entregándonos esas sensación que tanto soñamos durante toda la semana, esperando que sea domingo para salir a pasear.

EN TERRITORIO BIG CRUISER

La estética de la moto como un todo está muy bien lograda, ya sea si lo tomamos por el lado netamente cruiser, o por el lado de herencia marca, con una suspensión trasera de 90 mm de recorrido muy disimulada, que si miramos la moto de perfil genera la ilusión de ser una hardtail tal como lo era la R5, el estanque de 16 litros con forma de gota, con las líneas blancas características en sus primeros modelos,  con un chasis doble cuna que sostiene a la bestia boxer de 110 kilos,  unas llantas con rayos de 16 pulgadas atrás y 19 pulgadas adelante la, horquilla tradicional delantera también a la vieja usanza de 120 mm de recorrido y un avance importante que nos da una distancia entre ejes de 173 cm y un largo total de 244 cm, si a esto le sumamos 345 kilos de peso total con estanque lleno, estamos en pleno territorio big cruiser, y aquí es donde comienza lo bonito, porque la marca toma esto en cuenta y dice: “No vamos a ser uno más,   ¿Cómo podemos mejorar la experiencia ? “. Y la sapiencia alemana comienza a florecer.

Ok lo reconozco, no es mi primera elección para repartir pizzas, pero la moto es mucho más ágil que sus pares del mismo estilo, con unos pedales más centrados que nos entregan un mucho mejor control de la moto, un centro de gravedad bastante bajo gracias a la naturaleza inherente de un motor boxer, un asiento bajo , que nos ayuda a tener una posición muy cómoda, y esto era uno de mis temores, al ver la ergonomía que impide adelantar las estriberas por la prominencia lateral del motor, pero para mi sorpresa, la posición es relajada, lo suficiente para devorar muchos kilómetros de carretera, con un balance de agilidad. Como ya es de costumbre, la marca ofrece mas de 40 posibilidades de configuración con sus piezas de after market, donde podremos variar alturas de asiento, manillares, personalizar estéticamente la moto con distintas tapas de motor, apoya pies avanzados para viajes largos, en fin, todo para que tu R18 sea única.

Tengo que sacarme el sombrero por lo que lograron en esta máquina, una experiencia de conducción purista, que no deja de lado la tecnología, muy por el contrario, esta moto está repleta de ella, pero no de una forma invasiva. Dentro del tablero análogo de una sola esfera, tenemos una pequeña pantalla led que podemos configurar para que nos entregue variada información de la moto, tal y como lo son el consumo inmediato, litros por hora ( herencia aviación, lindo detalle), rpm, fecha, odómetro, marcha engranada, y donde también podremos elegir nuestro modo de conducción , así es, una cruiser con modos de conducción, con un botón dedicado en la piña izquierda, podremos elegir 3 modalidades: Rain , Rock y Roll, en donde rain es el más medido, roll es una buena elección para ir a velocidad crucero, y rock entrega toda la potencia de motor, cambiando incluso el sonido del escape, que por lo demás tengo que decirles que es  maravilloso, de cruiser pero con un sello BMW, de verdad un espectáculo acelerar para sentir y escuchar esa sinfonía.

Como les contaba ésta no es una máquina que midamos por su velocidad final de 180 km/h, ya que como lo mencioné, el disfrute está en los 100 a 120 km/h, ir escuchando como trabajan las varillas del motor, con toda la tranquilidad que nos entregan sus frenos brembo de doble disco  de 300 mm  y dos pinzas de cuatro pistones adelante junto con su freno trasero de un disco con las mismas características, con sistema ABS, control de tracción y control de estabilidad, así como también hill holder.  Otra singularidad que nos topamos en esta moto es que tiene reversa, se agradece un montón a la hora de maniobrar en situaciones de estacionamiento, ya que si bien su peso se traduce en buen aplomo para la carretera, puede no ser tan favorable a la hora de maniobrar en espacios reducidos, pero BMW ya sabía esto y por algo incorpora este sistema que si bien no es el primero en hacerlo, lo logra con mucha diplomacia y discreción, con una pequeña palanca en el lado izquierdo del motor, que se debe accionar con la moto estando en neutro, para luego hacer funcionar presionando el botón de arranque.

Otros detalles tecnológicos no invasivos pero sí muy bien logrados, son la llave keyless y el foco led adaptativo, que ayuda cambiando la intensidad de la luz en las curvas, cosas que ya se veían en otros modelos de la marca, pero no en una cruiser.

RAYA PARA LA SUMA

Lo pasé muy bien probando esta moto, me relajé, me emocioné, disfruté del camino, y creo que de eso se trata el cruiser, tener una actitud y estilo marcados, con un enfoque puro de motociclismo, y si a esto le sumamos la obsesiva atención al detalle y preocupación por seguridad que agrega BMW, el resultado es una máquina muy interesante, hecha en Berlín, cargada de historia y con mucho orgullo por parte del fabricante. Creo que esta moto le va a dar mucho que pensar a la competencia, que tal vez replantearse los conceptos no es algo malo, y descansar 100% en las raíces de la marca sin mirar al futuro te puede llevar a una situación complicada. Pero bueno eso el tiempo lo dirá.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tube