ETCHEVERRY-VERA, DE VIEJOS RIVALES A DUPLA MUNDIALISTA EN EL WRC DE CONCEPCIÓN

Ex rivales en las series N3 y R3 del RallyMobil, este año Tomás Etcheverry Sebastián Vera unieron sus dotes como piloto y navegante respectivamente para disputar la temporada 2019 del campeonato nacional con la seria determinación de darse el gusto de correr el WRC de Concepción, un objetivo que piensan cumplir honores. Tanto el ex endurista con actuaciones en Six Days como el otrora navegante de Ruy Barbosa Prieto en el equipo Honda Racing nos analizan para S Motos este sueño que se hace realidad.

Por Ignacio Psijas desde Concepción

Hace exactamente 6 años, momento en que el RallyMobil disfrutaba con el debut de la serie R3, el campeonato nacional era epicentro de varios duelos entre moteros de tomo y lomo como por ejemplo Tomás Etcheverry y Ruy Barbosa, quienes por entonces defendían los colores de Citroen y Honda respectivamente. Por entonces Sebastián Vera, navegante del “gran Ruy”, era adversario del actual gerente de Ditec Automóviles, sin embargo, el destino ha ido derivando en un presente muy destino que tiene a Etcheverry y Vera unidos como nueva dupla del equipo Hyundai Point Cola, un desafío power a bordo del poderoso modelo i20 de la marca coreana con el cual se están dando el gusto de cumplir un sueño de larga data: correr una fecha mundialista y nada menos que en Chile.

S Motos tuvo la posibilidad de hablar distendidamente con los integrantes de la escudería liderada por Alberto Scuncio, ocasión en la que tanto Tomás como Seba destacaron el honor que supone correr una fecha del WRC y el legado que puede marcar para el deporte motor chileno ser sede de una prueba mundialista seguida en todos los rincones del orbe.

 

ETCHEVERRY: “LA CONCENTRACIÓN ES CLAVE, PERO LA EXPERIENCIA ENDURERA ME BENEFICIA”

 

Tomás, ¿qué te motivó a volver al rally tras algunos años de ausencia?

“Por sobre todas las cosas el desafío de correr un WRC en Chile. Cuando llegaron los R5 a Chile ya tuve ganas de regresar, pero no es fácil conseguir el presupuesto para financiar esa inversión. Este año afortunadamente se fueron dando las cosas y encontramos la fórmula para subirnos a este auto y ser parte de la primera visita del campeonato mundial a Chile. Me ha tocado correr mundiales en bicicletas y 3 Six Days de enduro, por lo tanto sumar el Six Days a la lista era una bonita experiencia, y aquí estamos corriendo para un gran equipo (Point Cola de la familia Scuncio) que está súper bien armado, con excelentes relaciones humanas y en el que todo funciona de óptima forma con todos los medios para destacar en los rally. Ahora nos encontramos en un proceso de ambientación, buscando sumar la mayor cantidad de kilómetros posibles arriba, lo cual es fundamental ya que no es fácil tomar el ritmo en estos autos que son tan potentes.

 

Fuiste partícipe del comienzo de las categorías R en el rally nacional (año 2013) y en muy pocos años se ha conseguido el WRC en casa lo que parecía impensado.

“Totalmente, pero el equipo del RallyMobil ha hecho la pega como corresponde, es decir recorriendo un camino meteórico de al menos cinco años para llegar a este resultado. Fueron aprendiendo en el proceso, asegurándose de disponer de todas las herramientas para tener una fecha bien organizada y definitivamente pienso que su trabajo ha sido muy bueno, lo que queda demostrado por ejemplo en el excelente parque de autos locales que tenemos para acompañar el WRC. Son muy pocos los países que tienen 40 autos de categorías R, de hecho en Argentina y México prácticamente no hubo, y en varias carreras de Europa sucede lo propio. Creo que en Chile están todas las variables bien puestas para tener una fecha y ojalá prolongándose por muchos años”.

La imagen puede contener: automóvil y exterior

Mucha gente del WRC desconocía completamente la realidad del rally nacional. En ese sentido, ¿crees que se pueden llevar una agradable sorpresa?

“Pienso que la producción, el nivel de autos, de pilotos y de los caminos que tenemos sumado a la infraestructura de nuestro país hacen que Chile sea un perfecto candidato a ser sede del WRC por mucho tiempo más”.

 

¿Piensas que teníamos otras sedes con potencial para albergar una fecha del WRC?

“Hay otras opciones, pero creo que definitivamente Concepción es la mejor. En el sur tenemos muy buenos caminos, sin embargo, en esta zona además de las rutas existe una infraestructura y capacidad hotelera que probablemente no se da en otras ciudades”.

 

En el pasado Concepción ha sido reconocida como una fecha que da emociones y polémicas. ¿Qué lo hace especial?

“Concepción tiene caminos muy engañosos. Son muy buenos, pero los terrenos cambian mucho a lo largo de las carreras, la ruta presenta constantes cambios de ritmo y el factor climático también lo hace especial, no solo por la lluvia que suele darse, sino que también por la neblina. El martes cuando marcamos ruta en más de la mitad del recorrido había una espesa niebla que complicaba bastante las cosas. Es un factor que puede ser muy importante durante el rally”.

 

En lo deportivo, considerando que durante los últimos años antes de tu retiro siempre luchaste por victorias y títulos, ¿cuán difícil ha sido retomar el ritmo en un auto bastante más potente y sofisticado respecto a los que manejaste con anterioridad?

“Mira, no es fácil. Es un tema que estamos trabajando, es decir buscando tener la paciencia de hacer un proceso correcto arriba de estos autos. Uno quiere volver rápido al nivel que estaba antes, pero además de mi tiempo fuera de las carreras cabe sumar que durante los últimos 3 años el nivel de exigencia y profesionalismo del rally nacional ha subido muchísimo. El campeonato está en súper pro y además los autos actuales son otra cosa. Son ricos de manejar, fáciles de llevar, seguros, pero llegar al máximo ritmo conlleva que debas hacer algunos cambios en el cerebro”.

 

Una cosa es lo que piensas y otra es que el cerebro obedezca tu deseo.

“En realidad el problema es que el cerebro desobedece porque tengo que frenar más tarde de lo que me dice siempre. Es impresionante”.

 

¿Cómo has trabajado el aspecto concentración tomando en cuenta que las distancias a recorrer e intensidad de carrera es distinta a una fecha nacional?

“Es un factor a tener en cuenta, pero en mi caso lo veo como algo positivo, ya que mi experiencia de las motos, estando muchas horas arriba de la máquina, hace que no sea algo nuevo. El día martes estuvimos 12 horas marcando ruta, pero en realidad creo que es un aspecto que me podría favorecer, por lo que espero sacarle provecho”.

 

VERA: “SEGUIR LOS PASOS DE MI PADRE ES UN SUEÑO”

 

Partiste en el rally siendo un colegial y a 19 años de tu primera carrera te encuentras cumpliendo el sueño de correr un WRC. Todo un sueño.

“Así es, partiendo por el hecho de correr en un R5 que es un tremendo auto. Siempre mi sueño fue estar en la elite de una gran categoría y disputar una fecha mundialista, por lo tanto que esta esa carrera tenga el plus de disputarse en tu país es muy especial. Estar aquí en un tremendo equipo como Point Cola y con un tremendo piloto como Tomás es algo que estoy disfrutando al máximo”.

 

Cuando el año pasado se confirmó el retiro del equipo Ibarra en el que corrías, ¿llegaste a dudar de tu participación en el WRC de Concepción?

“La verdad es que no. Obviamente viví cierta incertidumbre, pero estaba confiado en que mis capacidades. Traté de mantener la calma. Siempre me he sentido un privilegiado de correr en buenos equipos, con buenos pilotos. Hace unos meses se abrió la posibilidad de estar con Tomás, no la veía tan cercana, pero feliz desde el momento en que se materializó”.

La cantidad de duplas chilenas presentes en este WRC es notable, pero quizás tu tengas el plus de haber vivido desde muy pequeño la experiencia de acompañar a tu padre a la fecha de Argentina. ¿Lo ves así?

“Es verdad, desde muy pequeño viví la experiencia del WRC en Córdoba, primero acompañando la carrera de mi papá en 1986 y luego cuando él le prestaba asistencia a Eduardo Aguirre, Ronald Kupfer y otros pilotos, por lo tanto aprendí a hacer ruta acompañando a los Aguirre cuando solo tenía 12 o 13 años. Esas experiencias me llevaron a tener muy claro lo que viviría esta semana marcando por muchas horas la hoja de ruta y pasando jornadas muy largas. Para mi este WRC de Concepción partió con todo hace dos meses revisando mapas, videos y conversando con Tomás sobre lo que vamos a hacer en carrera”.

 

Como un navegante experimentado en el rally, ¿cuánto ha cambiado la preparación considerando todas las herramientas de trabajo incorporadas en los últimos años?

“Para el mundial se ocupa mucha tecnología, aprovechando Google maps y otros medios. Ahora está todo mucho más a mano y eso te hace la pega más fácil. La organización nos mandó los mapas hace varias semanas, por lo tanto puedes prepararte con bastante antelación”.

 

¿Alguna anécdota vivida en la previa a la carrera?

“Si, en el primer día de reconocimiento de ruta estuvimos casi todo el tiempo largando entre Sébastien Ogier, Teemu Suninen, Jari-Matti Latvala y Ott Tanak. Fue un verdadero privilegio compartir con esos monstruos”.

 

Hablando de privilegios, los Vera deben ser los únicos padre-hijo con presencia en esta fecha del WRC en Concepción.

“No lo he pensado, pero puede ser. Estoy muy feliz de compartir esta experiencia con mi papá y también por el hecho que él esté con su propio equipo entregando sus conocimientos técnicos. Además quisiera aprovechar la oportunidad de agradecer todo el apoyo de mi madre y hermana, y asimismo el de mi señora (Bernardita) que es muy partner y me alienta para que haga esto que me hace feliz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *