smalltit euro babe gets orally pleased.chicas desnudas charming cutie services a knob to rapturous delights.

EL TEAM CASALE Y LAS CLAVES DEL TERCER TOUAREG DAKARIANO DEL ‘PERRO’ MÁS GANADOR DE LOS QUADS

Fotos: Claudio Morales

Foto portada: El tricampeón dakariano junto a su padre Pancho y sus mecánicos Cristóbal Renard y Manuel Osorio.

 

Papá Francisco y los mecánicos Cristóbal Renard y Manuel Osorio desmenuzan algunos de los puntos más importantes en el camino hacia el tercer triunfo dakariano de Ignacio Casale Catracchia. Una mirada distinta que sirve para apreciar el duro trabajo que se realiza detrás de cámara en la búsqueda por conseguir el número 1 en una carrera de largo aliento y máxima exigencia.

Balance del Dakar

Cristóbal Renard: “Fueron dos semanas súper duras de harto trabajo en Arabia Saudita. Una carrera impecable. Creo que junto a Manuel (Osorio) hicimos un buen trabajo”.

Manuel Osorio: “Lo más complicado fue el frío de Arabia. Totalmente diferente al clima de Chile (las temperaturas oscilaron entre los 18º de máxima y los 1º o 2º grados bajo cero en las mañana)”.

Francisco Casale: “Si bien no fui a este Dakar, sabía del frío que estaban pasando en Arabia. El Igna prefiere el calor, pero para esta carrera fue muy preparado para enfrentar las bajas temperaturas que son tan complicadas, especialmente al congelar manos y dedos”.

Renard: “El hecho que la carrera se disputara en invierno hizo que pasáramos mucho frío en las mañana, pero creo que esa es la única opción para el Dakar, ya que el verano de Arabia tiene temperaturas altísimas que serían extremas para los pilotos”.

¿Qué los sorprendió de Arabia?

Renard: “La gente habla mucho del lugar y efectivamente tanto la cultura como sus costumbres son muy distintas a las que tenemos nosotros. Uno de los puntos complicados fue la comida, especialmente en nuestros primeros días en Arabia. Optamos por comer lo más neutro posible para no enfermarnos del estómago. En el campamento el comentario generalizado era que las comidas estaban ‘más malas’ que las de años anteriores en Sudamérica, pero igual el sistema implementado era el mismo, por lo tanto teníamos opción de ingerir pastas 24/7 y comer en la misma frecuencia de como se dio en ediciones previas”.

Estrategia utilizada

Osorio: “Ignacio se preocupó de llevar a cabo una estrategia de mantener un ritmo consistente. No le importó ganar tal o cual número de etapas, sino que de ser parejo todos los días y además cuidar bastante la moto, lo que funcionó muy bien”.

Comunicación con el equipo francés Yamaha Dragon

Renard: “Trabajaron súper bien, pero la comunicación fue un poco complicada porque si bien hablo inglés, manejo poco el francés y tanto las herramientas como las herramientas tienen otros nombres. Por ese lado fue difícil, pero al final te las arreglas con señas para solucionar cualquier problema comunicacional que pudiese darse. Lo fundamental es que siempre nos ayudaron y que la gente del camión de asistencia siempre nos tuvo bien acogidos”.

Roadbook

Renard: “Creo que son demasiado rápidos. Los promedios de velocidad fueron muy altos. De hecho las motos llegaban muy temprano al bivouac. En Chile o Perú arribaban al campamento a eso de las 4 o 5 de la tarde, mientras que en Arabia Saudita llegaban a las 2 y en algunos días tipo 5 o 6 de la tarde ya estábamos listos. Pese a lo larga que eran las etapas, los tiempos eran cortos por lo rápido que eran los caminos”.

Osorio y Renard en diálogo con S Motos

Nuevo sistema de navegación

Casale: “Me pareció una muy buena medida, puesto que en los últimos años muchos equipos tenían acceso a los mapas de la etapa y eso marcaba mucho las diferencias. Creo que David Castera actuó de buena manera, pero creo que aún pueden volver más a la esencia del viejo Dakar imponiendo el sistema de carpa en los campamentos para todos los pilotos”.

Enlaces

Renard: “Algunos largos, pero me quedo con lo espectacular que eran muchas de las carreteras. Pudimos que es un país muy desarrollado y que están invirtiendo con todo”.

Parte mental

Renard: “Junto a Manuel nos preocupamos de mantener las revoluciones de Ignacio. A veces él quería salir a atacar en etapas donde quizás no era lo correcto porque estaba el riesgo de dañar la moto o sufrir otro problema en condiciones que ya tenía una buena ventaja en la general. Ese trabajo lo acentuamos en las etapas finales, sobre todo en aquella donde se perdió y cedió varios minutos respecto a quien lo seguía (Simon Vitse). Perder media hora de ventaja fue una situación estresante”.

Terrenos de la carrera y buen susto final

Renard: “Eran bien mixtos. La primera semana fue sobre caminos con harta roca, en que la moto sufría bastante. Esas etapas fueron en las que debimos trabajar más, ya sea reparando como mejorando la moto. En la segunda semana las especiales fueron en dunas, con promedios de velocidad mucho más altos. Ahí tuvimos que trabajar menos, pero sufrimos en la penúltima etapa con un problema de motor que nos obligó a desarmarlo justo en la última noche de competencia. Cambiamos anillos, pistones y cilindros para terminar bien la carrera. Fue un buen susto. Se dio en un enlace de 300 kilómetros. Esa etapa maratón era en una arena bien fina, por lo tanto Ignacio al no revisar el filtro se comenzó a pasar la arena hacia la moto. No había mucho que hacer en realidad, fue un problema impredecible ya que hasta ese momento la moto venía impecable, pero cuando llegó el momento de revisar notamos que había entrado una arena muy fina que produjo el desgaste”.

Osorio: “Además completó esa etapa a tirones, lo que hizo de la situación aún más dramática”.

¿Qué viene para Ignacio como relajo post Dakar?

Casale: “Al Igna le encanta la pesca. Tiene pensado irse algunos días a Angostura, Argentina. Es muy bueno y tiene suerte pescando, además de ser una actividad que lo relaja tras la exigencia del Dakar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tube