smalltit euro babe gets orally pleased.chicas desnudas charming cutie services a knob to rapturous delights.

EL DAKARIANO YAMIE ORTIZ Y UNA FOTO CON HISTORIA PROPIA

Foto portada: Yamir Ortiz en la previa al Dakar 2014 junto a Paulo Goncalves (Q.E.P.D.) y Joan Barreda

 

Hace unas semanas les contamos sobre las increíbles peripecias que debió afrontar el calameño durante la edición 2013 del Dakar en Perú, Chile y Argentina, pero si pensabas que la historia había acabado ahí estás equivocado, puesto que un año más tarde el “zorro del desierto” volvió con todo a la caza de su revancha. A la hora de la verdad la segunda experiencia de Yamir en el rally raid más prestigioso del mundo estuvo lejos de lo soñado, pero eso no impidió que el nortino sumara nuevos capítulos asombrosos a su lista de anécdotas, incluyendo una con dos pilotos que perdieron vida, tal como lo comparte con toda la feligresía de S Motos.

Largando el Dakar 2014 (foto: Max Montecinos)

Esencia rallysta

El doloroso abandono en la edición 2013 no frenó el ímpetu de Ortiz por volver a las fauces dakarianas.

“Desde los 7 años que estoy ligado a las motos, por lo que de seguro seguiré así por siempre. Siendo chico iba a las carreras de motocross y recuerdo haberme quedado alguna vez solo en el desierto luego que nos quedáramos sin bencina y mi papá fuese a buscar lugar donde cargar. Esas historias son las que me han terminado haciendo más fuerte. Amo el desierto, subir y bajar cerros, andar por aquí y por allá. Son cosas que me apasionan demasiado”.

 

Golpeando todas las puertas

“Para correr mi segundo Dakar no escatimé esfuerzos, incluso salí a pedir plata en la plaza. Hice todo para juntar los recursos. Creo que en pedir no hay engaño, ya que para practicar este deporte se necesita de muchas lucas”.

 

Medio mecánico

“En el Dakar 2014 compré la moto que había ocupado el año anterior Pablo Quintanilla. Si bien ya no tenía las suspensiones utilizadas por Pablo, de igual modo era una motocicleta más competitiva con respecto a la de mi participación anterior”.

 

Días previos para el olvido

“A ese Dakar llegué cansado física y mentalmente, puesto que nos fuimos manejando desde Calama hasta Rosario en un viaje lleno de problemas. Recuerdo que llegando a Salta, luego de 1.000 kilómetros de viaje se nos reventó un neumático y poco después se pinchó otro. Como no llevábamos más de repuesto, mi padre hizo dedo y logro que lo llevaran a una vulcanización, pero como se nos hizo de noche recién pudimos llegar al campamento de Rosario al día siguiente. Fue un desgaste extra que me complicó”.

 

Largada poco favorable

“A esos problemas sumé el hecho de largar en Argentina. Ahí sufría con los terrenos y el calor extremo. La verdad es que siempre detesté ese país por las condiciones climáticas. La gente por lo general no dimensionaba lo duro, duro, duro que era correr el Dakar, y más en el calor de Argentina. Es como ir a la guerra. Uno nunca sabe lo que va a vivir. Es un sueño hecho realidad, pero sueles terminar en estado de shock luego de toda la infinidad de sentimientos encontrados que experimentas durante esas semanas”.

 

Corta expedición

“La gente ve el apoyo que reciben los pilotos oficiales, pero el resto vivimos otro Dakar. Debemos despertar temprano, desarmar carpa, sacar herramientas, ordenar todo, conseguirse neumáticos y otros elementos. Fue una edición muy dura. Me caí tras 3 o 4 etapas. Llegué a quedar inconsciente. Cuando me socorrió el helicóptero ni siquiera sabía que me había sucedido”.

 

Tristeza inesperada

“En ese Dakar falleció mi amigo Eric Palante. Días antes el belga me había pedido ayuda para cambiar un neumático tras caerse y rajarse la mano. Luego llegó mi abandono y tras arribar al campamento de la etapa maratón el caballero encargado de los Malles Motos de da a conocer que Eric había fallecido. Cuando me lo comunicaron realmente no lo podía creer”.

 

Momento inolvidable

“Recuerdo que en ese mismo Dakar Eric Palante había estado entregando posters autografiados y un día en la previa de Rosario me sacó una foto junto a Paulo Goncalves.  Lo divertido del asunto es que para sacar la foto Eric le pidió a Paulo que le sostuviera unos posters en que aparecía su moto y además le dijo que si quería se lo firmaba, ante lo cual Goncalves se río. Resulta increíble pensar que ahora no esté ninguno de los dos con nosotros en esta vida”.

 

Con ganas de volver a las pistas

“Pese a estos momentos difíciles que se viven en el rally, tengo todas las ganas de comprarme una moto de motocross en septiembre. Mi idea es realizar entrenamientos por alrededor de un año para no perder el training y luego retomar las carreras de rally, pensando en la posibilidad de disputar más adelante un nuevo Dakar”.

 

Medio oriente con esencia del norte chileno

“Creo que el Dakar en Arabia Saudita es ideal para mi. Se disputa en los terrenos donde crecí. Prefiero cualquier cosa antes de repetir las experiencias extremas en Argentina. En alguna etapa llegué a pensar que mi moto se incendiaría”.

 

Orgullo por sus colegas

“Me siento feliz de ver el actual nivel del motociclismo chileno y tener grandes exponentes mundiales. En su momento lloré con la caída de Quintanilla en la última etapa del Dakar 2019. Sufro y disfruto con las actuaciones de nuestros pilotos”.

 

Decidido a cumplir su meta

“A mi familia ya les he dicho que no me puedo morir sin terminar un Dakar. Por ello me gustaría volver a disputar la carrera, y esta vez ojalá terminarla en Malles Motos. Lo más importante es que ya tengo la experiencia, por lo tanto ya sea a lo que voy y que necesito para que me vaya mucho mejor que en las ocasiones anteriores”.

 

Con ganas de seguir sumando historias

“No es por creerme buen piloto, pero sé de mis habilidades, y estimo que con una buena preparación tengo la capacidad para cumplir mi objetivo de terminar un Dakar. Tengo que armar un buen plan de trabajo y llevarlo a cabo. Quiero seguir sumando historias para contárselas en un futuro a mis nietos. Seguro se van a reír”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tube