smalltit euro babe gets orally pleased.chicas desnudas charming cutie services a knob to rapturous delights.

CÉSAR ZUMARÁN: EL REGRESO DEL ‘TIGRE DAKARIANO’ QUE EXPLORARÁ SUS LÍMITES EN ARABIA SAUDITA

Hace 9 años el Dakar fue testigo de la participación de 40 pilotos chilenos (máximo histórico hasta la fecha), entre lo cuales emergió la presencia de un iquiqueño de pelo largo y amplía sonrisa que se las ingenió para completar su debut entre los 90 mejores de la categoría motos. Tras aquel auspicioso estreno el rider de la Región de Tarapacá desapareció por completo de la escena tuerca, pero los locos e impredecibles tiempos de pandemia encendieron su determinación por volver a la actividad del rally con la mente puesta en correr el Dakar 2022. El hombre en cuestión es César Zumarán, hoy en día con 42 años de edad y un look muy distinto al que le conocimos hace una década, quien está listo para retomar la escena competitiva disputando el rally raid más duro del mundo, un desafío que lo tiene ultra motivado y con las ganas de explorar sus límites en el lejano Arabia Saudita, tal como lo comparte a fondo con S Motos.  

El nativo de Iquique se desempeña en el rubro de la administración de empresas familiares, principalmente del índole inmobiliario.

NUNCA ES TARDE PARA VOLVER

“Las motos siempre fueron un hobby para mi. Corrí el Dakar 2013, pero de ahí no me subí más a una motocicleta por largo tiempo ni siquiera para andar en la calle; eso hasta hace 3 años cuando retomé el tema en Santiago, lo que fue realmente como empezar de nuevo ya que manejar en la capital es muy distinto con respecto a lo que estaba habituado en el desierto de Iquique. Son otro tipo de sufrimientos. Pese a aquello nuevamente me entró el bichito de la competencia, ese bichito de competir contra ti mismo y ser capaz de explorar tus límites. Cuando me bajé de las carreras dije ‘el Dakar no lo corro más, salvo que cambie de continente’ que fue justo lo que se dio en 2020 cuando pasó a Asia. Eso me motivó a volver y aquí estamos de nuevo metidos en esta verdadera locura que implica estar 100% preparados en múltiples detalles, partiendo por lo físico y mental”.

ÓPTIMA PREPARACIÓN

“Estoy 9 años más viejo con respecto a cuando disputé el Dakar anterior, con hartos carretes más en el cuerpo, ahora tengo familia e hijos, mayores responsabilidades, por lo tanto el enfoque es bien distinto. De hecho aún no me explico como fui capaz de terminar la edición 2013 considerando las condiciones precarias en la que corrí. Esta vez me encuentro mucho mejor preparado, me he preocupado de tener un equipo multidisciplinario para estar bien desde lo logístico, alimentación, físico, etc. En un Dakar siempre faltan cosas, pero creo que hemos optimizado nuestras posibilidades para afrontar la carrera de buena forma”.

RECUERDOS IMBORRABLES

“Debuté el mismo día en que lo hicieron Pablo Quintanilla, Jeremías Israel y Patricio Cabrera. Recuerdo que en esa edición estaban inscritos 196 pilotos en motos y yo era el número 195. Como éramos presentados en pares para pasar por la rampla terminé largando primero la etapa número 1, lo que fue increíble, tan increíble como el hecho que casi quedo afuera en esa misma jornada. Resulta que la moto no quería prender. Logré completar a duras penas la etapa con mi vieja Yamaha WR450 a la que casi se le caía el estanque, pero llegando al bivouac de Pisco (Perú) nuevamente se me detuvo la moto. No sabía que hacer, estaba súper nervioso, sin embargo, una vez que llegó la asistencia los mecánicos solucionaron el problema. Se había tapado un conducto con un plástico. Por suerte de ahí en más todo se dio bien con la moto, pero aún recuerdo nítido todas las emociones que viví ese día en que estuve tan cerca de haber ‘cagado’ incluso antes de largar”.

EL PODER DE LA MENTE

“Lo más duro de ese Dakar 2013 fue el clima de Argentina. El calor era impresionante. Ese año fui súper poco preparado en términos de alimentación, con suerte tomaba agua, por lo que en más de una ocasión se me pasó por la mente caerme para retirarme de una vez por todas de esa odisea con temperaturas tan sofocantes. No había fórmula para capear el calor. La cabeza te hace jugadas en falso. No das más, pero por otro lado no te quieres rendir, y eso fue lo que me dio empuje para seguir adelante hasta el final”.

Zumarán durante su participación dakariana de 2013

SOLIDARIDAD EN LA RUTA

“Otro momento para el recuerdo fue cuando remolqué a Esteban Smith en Argentina. Él había sufrido problemas con el motor de su moto y lo remolqué con cordel por espacio de 60 a 70 kilómetros. Terminé destrozado y aún quedaban varias etapas por recorrer. Fue un tremendo esfuerzo físico”.

CHILE EN TODO LO ALTO

“El grupo de pilotos chilenos que estuvo en esa edición fue espectacular. De hecho más allá del mérito personal de haber terminado ese Dakar, alguien que jugó un papel clave en eso fue Yiyo Illanes, quien me dio mucha retroalimentación y consejos en cada etapa. Rodrigo ya había disputado dos Dakar previos, por lo tanto su apoyo y compañía me dieron mucha contención para afrontar los momentos difíciles”.

PASIÓN EN DOS RUEDAS

“Independiente del resultado que tenga en el Dakar 2022 estoy muy feliz de todo el camino que he recorrido para volver a esta competencia. He tenido el gusto de conocer gente increíble y de disfrutar mucho con mi vuelta a las motos. Es una gran pasión, una pasión que espero en los próximos años pueda compartir cada vez más con mi hija, viajar, conocer distintos lados, acampar, siempre en compañía de las motos”.

EQUIPO

“Correré con una KTM 450 Rally Réplica cero kilómetro año 2022 arrendada al equipo español XRaids de Joan Fernández. Me lo recomendó Cristóbal Guldman y la verdad es que hasta el momento nos hemos llevado muy bien. Reconozco que soy histérico y eso me llevó a inundarlo de preguntas en la previa, pero Joan siempre me respondió de la mejor forma calmando mis ansias y tranquilizándome en todo momento. Barajamos distintas opciones de asistencia, pero nos decantamos por XRaids, ya que es un equipo español, con una cultura similar a la nuestra y eso facilita las cosas también en términos humanos, que para mi es un aspecto súper importante”.

DAKAR CON TODO TIPO DE CONDICIONES

“La edición del último año la seguí a fondo con Cristóbal Guldman y Yiyo Illanes. No podía creer la cantidad de etapas pedregosas que se disputaron, pero esta vez tendremos al parecer bastante duna. Es un rally que tendrá un poco de todo, pero afortunadamente mejores condiciones climáticas respecto a lo que se daba en Bolivia donde siempre aparecía la lluvia. Debo reconocer que tras tantos años sin moto, y además radicado ahora en Santiago, le tenía un poco de respeto a las dunas, pero a medida que fui retomando los entrenamientos en Iquique le tomé rápido la onda y me di cuenta que la técnica de andar en esas zonas es algo que la mente lo sigue recordando”.

Zumarán espera sacar en Arabia Saudita las cualidades del tigre, su animal favorito. “Siempre me han gustado. Recuerdo que una vez estando en Sudáfrica estuve con uno de frente y me agradó mucha la tranquilidad y paz que transmite su mirada. Los tigres te hacen notar lo pequeño que eres como ser humano. Asocio esa paz a la forma en que debes trabajar tu mente e impedir que esta te juegue malas pasadas” 

EXPECTATIVA

“Me he preparado para pasarlo lo menos mal posible, ya que mal igual lo vas a pasar. La idea es hacer un Dakar prolijo, a mi ritmo y ojalá sin cometer errores, ya que las caídas van desgastando tu físico y las energías. No quiero hablar de números porque uno se condiciona y se desconcentra de lo que debe hacer. No tengo la presión de buscar un resultado, pero claramente el objetivo es terminar las 12 etapas”.

UN PREMIO QUE POCOS COMPRENDEN

“El objetivo de terminar un Dakar es una muy buena recompensa. Lo viví en 2013 y fue muy especial. Mucha gente se pregunta si ganamos plata corriendo el Dakar. Les digo que todo lo contrario, sufrimos harta pérdida monetaria de por medio, pero lo que resulta impagable es la sensación de reconocimiento que experimentas al cruzar la meta. Es inexplicable, una sensación adictiva que me ha llevado a entender perfectamente porque tantos pilotos buscan disputar esta carrera año tras año”.

El iquiqueño está siendo acompañado en la aventura dakariana por su coterráneo Cristóbal Guldman, todo un experimentado en la prueba off road más dura del planeta.

LEGADO

“Estoy grabando una serie de videítos, ya que quiero sacar un documental que me permita explicarle a mi hija (Mila) qué significa correr el Dakar. Esta carrera es un desafío personal, con todo lo implica sobreponerse a los altos y bajos del día a día. Cuando logras tomar conciencia de ello puedes traspasar esas experiencias a múltiples ámbitos de la vida. Por ello es que quiero dejar registrada esta aventura, más aún considerando que no me veo corriendo más Dakar en el futuro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tube