CARLA SCAGLIONI Y LA VISIÓN ARGENTINA DEL CONTROVERTIDO LATINO DE PICHILEMU

Por Ignacio Psijas

Foto portada: Claudio Morales

 

Desembolsar una suma de dinero no menor, viajar cientos de kilómetros con rumbo a otro país y finalmente sentir que la ilusión y expectativas creadas en torno a un evento internacional se ven derrumbadas por la realidad de los hechos son razones para sentirse decepcionado. Un escenario de este tipo fue el que vivió durante los últimos días la argentina Carla Scaglioni, 23 años, campeona de enduro en su país (año 2015), quien en entrevista con S Motos comparte la visión de buena parte del grupo de 24 pilotos trasandinos que tomaron parte del Latino de Enduro Femenino e Infantil en Pichilemu. La oriunda de Chilecito, con gran altura de mira, expone su desazón ante la serie de acontecimientos que se suscitaron en la ciudad del surf, poniendo hincapié en los problemas organizativos que presentó la competencia y la falta de relevancia que tuvo dentro de la carrera misma la presencia de la categoría damas, sin dejar de lado tampoco su visión sobre la sanción que le afectó en la jornada sabatina, un tema en el nos plantea un punto de vista totalmente opuesto al expresado en las últimas horas por Valeria Rodríguez y Tania González, lo que no le impide felicitar a las chilenas con las cuales espera compartir y disfrutar de nuevos latinos en los próximos años.

¿Cuán distinto fue el Latino de acuerdo a lo que ustedes esperaban en la previa sobre todo considerando que se inscribieron con bastante antelación?

“Personalmente considero al Campeonato Nacional FIM chileno uno de los mejores campeonatos que corrí bajo el sistema FIM, ya que tuve la oportunidad de asistir a una fecha el año pasado durante mi preparación para el ISDE de Viña del Mar. Por ello mis expectativas al enterarme que el Latinoamericano de Enduro Femenino e infantil se hacía en conjunto fueron demasiado altas. Armamos la selección y delegación Argentina de Enduro formando un gran grupo de pilotos, organizadores y padres para la preparación de este campeonato con la ilusión de vivir un gran evento como lo que significa asistir a un Campeonato Latinoamericano y sobre todo por la terrible situación económica que estamos enfrentando en nuestro país. Es decir, el esfuerzo que hicimos fue muy grande”.

 

¿En qué momento comenzaron a sentir que las cosas no estaban marchando conforme a una competencia de esta magnitud?

“Sucedió cuando entré reiteradas veces a la página a buscar el reglamento particular de la carrera y el cronograma de actividades luego que el evento cambiara de locación desde Matanzas a Pichilemu. Esa información no estuvo colgada en la página con la antelación necesaria, lo que me resultó raro. En lo personal soy de leer demasiado bien los reglamentos particulares y ahí comenzaban las primeras confusiones, ya que los horarios entre el latino infantil y enduro FIM parecían mezclarse y no estaba del todo claro, sobre todo el reglamento para las Mujeres de la categoría Open, la serie mayor de este campeonato”.

 

¿Te sorprendieron los hechos que se sucedieron durante el fin de semana?

“Totalmente, fueron inesperados el desvío y la penalización, luego el gran retraso de las categorías infantiles y la suspensión de una de las mangas, la seguridad y el control en los circuitos, la poca información en las reuniones pasando por alto aspectos importantes. Todo se veía cada vez más complicado”.

 

¿Cuáles piensas fueron las principales falencias organizativas de la carrera?

“Creo que fue mezclar el Campeonato Latinoamericano con la final del Nacional Chileno. Sin desmerecer el trabajo de los organizadores, pienso que era demasiado y todo se salió de control. Por otro lado un evento de tal magnitud no puede pasar a segundo plano como muchos lo sentimos durante el fin de semana. En ningún momento sentí que estaba en un latinoamericano, sino que más bien en la final de un campeonato chileno”.

 

¿Te afectó motivacionalmente dentro de la carrera misma el hecho de correr mezclado con el FIM?

“No, para nada, pero si sentí que nuestra categoría no tuvo importancia en ningún momento como lo merecía. Insisto, sentí que estaba corriendo la última fecha del chileno, no de un Latinoamericano como debe ser. Tuve la oportunidad de estar en el mismo evento en el mes de junio, pero de Motocross, en el que la Federación Colombiana se llevó los aplausos de todos al vivir una gran competencia”.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie y calzado
Junto a su padre Adolfo en el ISDE de Viña (foto: Facebook Carla Scaglioni)

¿Te esperabas la visión de las pilotos chilenas respecto a la sanción que les afectó el día sábado?

“Sinceramente no y me cuesta comprenderla, ya que esa sanción fuera de los tiempos de carrera y sobre todo SIN INTENCIÓN ALGUNA de cometerla no afecta a los resultados. Estamos hablando de sacar ventaja por un error no premeditado”.

 

En lo netamente deportivo, ¿cómo viste el rendimiento general del equipo argentino?

“Muy bien, creo que es la primera vez qué existe tanta participación internacional de Argentina en Chile. Los chicos fueron a divertirse y obtuvieron grandes resultados, pero más que nada lo que valió fue la experiencia al ser la primera vez de la mayoría”.

 

Más allá de los problemas que se dieron en el Latino, ¿cómo apreciaste la camaradería entre las diversas delegaciones?

“Todos tratamos de pasarla bien, las carreras hay que disfrutarlas. De hecho comencé a divertirme en la última vuelta de la carrera cuando vi que los tiempos en las especiales eran muy parejos. Un piloto ganaba una especial, pero a la siguiente lo ganaba otro. No se sabía que podía pasar. De paso quiero agradecer a ‘Bea’ Angulo. Si bien cruzamos algunas palabras de desacuerdos en las últimas horas, ella me ayudó en un enlace donde me desbarranqué. En ese sentido pienso que la relación entre pilotos siempre debe ser buena porque más allá del resultado lo que importa es el recorrido de toda la carrera. Por supuesto quiero felicitar a Barbara Neves con la que también nos divertimos en el último enlace cuando íbamos terminando la carrera. También a Tania y Valeria también. Todas hicimos una gran carrera, larga y exigente, aunque cometiendo errores porque así son las carreras. Tendremos muchos más latinos por recorrer todas».

 

¿Cuánto crees les condicionará a ti y el resto de pilotos argentinos este Latino al momento de acudir a otros eventos internacionales en Chile?

“Los errores hay que reconocerlos y tratar que no vuelvan a suceder. Para muchos quizás si sea condicionante este evento qué pasó. Hoy en día desmotiva mucho todo lo sucedido, pero personalmente en otra ocasión si volvería, ya que fui a otras fechas y tuve buenas experiencias”.

“Quiero finalmente agradecer a toda la Selección de enduro que estuvo a cargo de Maribel Giordani, a todo el grupo de trabajo. Felicitar a todos los pilotos que fueron a correr y a los padres que apoyan los sueños de todos, especialmente el mío. Los errores siempre van a existir, espero no ofender a nadie con mi punto de vista y de cómo viví una carrera en la que tenía otras ilusiones, que los mensajes de todos sirvan para construir algo mejor y no como una crítica destructiva. Espero que el próximo año tengamos un gran evento como lo merece un Latino americano de Enduro, ya sea en Chile, Argentina u otro país de Latinoamérica”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *