ÁLVARO ROJAS CALDERÓN: DESDE EL VERDADERO FIN DEL MUNDO HASTA EL ÁRTICO

“La gran diferencia de mi viaje es que mi moto y yo somos los primeros en el mundo en unir los puntos poblados más extremos del continente americano por donde puede circular una moto. Comencé en Puerto Toro (isla Navarino) y alcancé Deadhorse (Alaska). Miles lo han realizado desde Ushuaia; yo lo hice desde el verdadero fin del mundo, hasta alcanzar el Ártico. También, si las cosas resultan medianamente bien hasta el final del proyecto, sería el primer chileno en circunnavegar el globo conduciendo una moto”, señaló a Revista SMotos el viajero Álvaro Rojas Calderón, cuando le pedimos que nos contara de la originalidad de un viaje en una BMW 1200 que, por supuesto, han hecho ya varios entre Chile-Alaska o Argentina-Alaska.
El siguiente fue el texto y las fotografías que comparte con los lectores de SMotos…

Nuestro viajero con su BMW y tenida de combate

SOÑANDO POR AMÉRICA

Por Álvaro Rojas Calderón.

Para cumplir sueños se necesitan básicamente dos cosas; ganas y decisión, el resto viene por añadidura. Es así como el año 2016 tomé decisiones trascendentales que conscientemente cambiaron mi vida. Decidí dejar a mi familia, amigos, trabajo y bienes logrados con años de esfuerzo, para embarcarme en la aventura que hoy concentra todas mis energías.

Es así como el 19 de noviembre del año 2016, comenzó junto al Estrecho de Magallanes en la austral Punta Arenas, la primera etapa de mi vuelta al mundo sobre mi querida BMW R1200GS Adventure. Esta primera etapa consistió en unir los puntos más extremos del continente americano por donde puede circular una motocicleta, por lo tanto me trasladé vía marítima desde Punta Arenas hasta Puerto Williams, en la poco habitada Isla Navarino.

El cartel lo dice: Puerto Toro, Chile, poblado más austral del mundo

Son muchos los viajeros que han unido Ushuaia con Alaska, en la comúnmente llamada Ruta Patagonia- Alaska. Pero mi proyecto tenía que marcar una diferencia, por lo tanto busqué el verdadero punto más austral de América y me dirigí hacia allá. Fue así como el 26 de noviembre del 2016, accedí vía marítima a Puerto Toro, lugar poblado más austral del continente, donde comienza a vislumbrarse el Cabo de Hornos. Ese día mi motocicleta se transformó en la primera en rodar por ese punto, donde un pequeño grupo de chilenos hace patria.

Así, no teniendo más opción de avanzar hacia el sur, regresé a Punta Arenas y avancé por la maravillosa Patagonia. Torres del Paine, la mítica Ruta 40 en Argentina y la Carretera Austral fueron los íconos que coronaron este inicio. Por temas personales, regresé unos días a Santiago, para luego continuar hacia Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, disfrutando de las maravillas naturales que ofrecía la ruta y de la calidez humana, que sorprendentemente me ayudó a superar el miedo a lo desconocido. Viajar en motocicleta es bastante más fácil de lo que uno se imagina, en términos de apoyo y seguridad.

Torres del Paine
Salar de Uyuni, Bolivia

Luego de 6 meses recorriendo Sudamérica, de miles de vivencias y rutas espectaculares a través de desiertos, selvas, montañas y valles, tocó realizar el cruce desde Colombia hacia Panamá, punto de no retorno para el común de los viajeros. Entre ambos países existe una barrera natural llamada Tapón del Darién, densa selva habitada por fauna salvaje, comunidades indígenas y narcotraficantes, por donde el tránsito vehicular es casi inexistente. Por lo tanto tocó conseguir transporte marítimo para la moto y piloto. La moto se fue junto a otras 5 en un contenedor y yo junto a los otros propietarios, nos embarcamos en un velero que navegó durante 5 días por Mar Caribe, visitando el paradisiaco Archipiélago de San Blas antes de alcanzar el puerto Colón en Panamá.

En la mitad del mundo, Cayambe-Ecuador
Mompos, Colombia, en sectores peligrosos por cierto
Pelotas, Brasil

Una vez en tierra firme, comenzó un rápido avance  por Centroamérica con el fin de alcanzar Alaska en una fecha en que el clima lo permitiera. Así crucé Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala hasta llegar al gran México, donde hice un alto para otorgarle un buen cariño a la protagonista principal de esta aventura, mi moto.

Una vez listo, seguí rumbo norte por México hasta encontrarme en la frontera con Estados Unidos de Norteamérica, tal vez el cruce aduanero más rápido y grato de todo el viaje. Continué subiendo, visitando lugares maravillosos como el Gran Cañón, desierto de Arizona y Utah, Parque Nacional Yellowstone y un montón de pueblos pequeños a través de rutas secundarias, hasta alcanzar la frontera con Canadá, donde los trámites nuevamente fueron ágiles y simples.

Calgary, Banff, Jasper y la Alaska Highway marcaron mi paso por la inmensa Canadá, territorios donde la naturaleza salvaje se hace presente a cada kilómetro. Como era época estival, el calor se dejaba sentir gran parte del tiempo, hasta que un cúmulo de nubes dejaba caer el diluvio, indicando la cercanía al Circulo Polar Ártico. Junto a otros viajeros crucé La Última Frontera como la llaman los gringos, emocionado de poner las ruedas de mi motocicleta sobre territorio alaskeño.

La Alaska Highway

Así llegó el último desafío. Unir Fairbanks, ciudad céntrica de Alaska, con Deadhorse, ubicado a escasos 10 kilómetros del Mar Ártico en Prudhoe Bay, el punto más norte por donde puede circular un vehículo de manera libre. Recorrer la James Dalton Highway me permitió el 22 de julio del 2017, alcanzar el primer gran objetivo de esta vuelta al mundo en moto, luego de casi 51.000 kilómetros de América bajo mis ruedas.

Deadhorse, el punto más lejano en el Ártico

Piloto y autor.

Nombre: Álvaro Eduardo Rojas Calderón.

Edad: 42 años.

Nacionalidad: Chileno.

Ocupación: Viajero (trabajó durante 22 años en la Fuerza Aérea de Chile).

Proyecto: Consiste en realizar una vuelta al mundo en motocicleta, recorriendo América, Europa, una parte de África y una parte de Asia, completando aproximadamente 180.000 kilómetros. Dicho proyecto es absolutamente personal y cuenta con el auspicio de BMW Motorrad, Mototechnik Chile y neumáticos ANLAS, de quien el autor es embajador.

Tiempo Estimado Total: 3 años.

Tiempo Recorrido Actual: 1 año 8 meses.

Otros: La segunda etapa del proyecto consistió en unir Alaska con Santiago de Chile, concretada a comienzos de abril del 2018. En agosto del 2018 se inicia en Barcelona, España, la tercera etapa del viaje, uniendo Cabo Norte (Noruega) con Dakar (Senegal), para luego intentar alcanzar Vladivostok en Rusia, finalizando el proyecto con el cruce desde Rusia hasta Alaska.

Puedes seguirlo en :

www.4ojos2ruedas.com

Facebook: Álvaro Rojas Calderón.

YouTube: 4ojos2ruedas.

Instagram: Cuatroojosdosruedas.cuatrodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *