smalltit euro babe gets orally pleased.chicas desnudas charming cutie services a knob to rapturous delights.

«AL MODO MÍO» CANTÓ EL CHARQUI Y PARTIÓ A VER A SUS AMIGOS

«En esta vida hice lo que pude,

no sé si hice poco o quizás mucho.

No creo que fui un santo

y esto lo comprende Dios,

lo comprende Dios.

Fui caminando con lluvia y con viento,

viví la risa y también el llanto.

Y muchas de esas veces

me quedé muy solo yo

y pude seguir todo

siempre al modo mío.

Al modo mío, al modo mío,

no sé si lo creerás,

al modo mío.

Al modo mío, al modo mío,

quizás me equivoqué,

al modo mío».

Es la canción de Claudio Baglioni con que el propio Eduardo «Charquicán» Marti, endurista de Pichilemu que acaba de partir a reencontrarse con sus amigos de las motos, quiso que escucharan en la Iglesia (Parque del Recuerdo) sus familiares y amigos, recordándonos que la vida se debe vivir bajo los principios que uno se traza, haciéndolo bien o equivocándose.

Jorge Herrera Muñoz fue uno de los amigos que habló en su despedida

En este caso el «Charqui» gozó su vida terrenal y gran parte de ello se lo debió a las 2 ruedas, pasión que desarrolló no solo en su Pichilemu (cuyo centro de operaciones fueron siempre las Cabañas Lugano), sino que en diversos rincones del país  como también en el extranjero. Tanto en máquinas enduro como big trail.
Por ello, una caravana de motos, escoltadas por Carabineros salieron esta mañana desde la Iglesia Metodista Pentecostal de Sargento Aldea hasta el Cementerio del Recuerdo, donde se cremarán sus restos mortales para, en unos días más, llevar sus cenizas al balneario que amó.
Dentro de sus familiares se encontraban su ex señora Lutty Polanco, sus hijas Karin y Tania, madre, hermano y la que era su pareja Karin Ivanschitz.

Sergio «Cachencho» Guzmán, Toño Flores y Víctor Márquez

Torco Morales, Eduardo Gómez y su señora Francisca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tube