10 COSAS QUE NO SABÍAS DE… EDMUNDO PÉREZ

En toda competencia tuerca el objetivo final es la victoria, pero independiente de los resultados y el espíritu guerrero que emerge de los pilotos lo fundamental es disfrutar de la actividad con pasión y buenos valores, dos cualidades que han caracterizado la carrera deportiva de Edmundo Pérez (47 años), heredero de la dinastía familiar iniciada por su tío Hernán, quien no importando las circunstancias y condiciones siempre comparte una generosa sonrisa y buena onda en cada una de las pruebas endureras a las que asiste. Con esa misma energía positiva que irradia en sus participaciones motociclísticas, aunque con algunos momentos más bien nostálgicos y filosóficos, el piloto del team COKASE Mundo Ingeniería responde con lujo de detalles la tradicional sección semanal de S Motos.

Edmundo Pérez batallando a los mandos de su Yamaha YZF 250

 

10 COSAS QUE NO SABÍAS DE… EDMUNDO PÉREZ IBARRA

 

Primera moto:  Suzuki TS 125, del 80 y tantos, que compré desarmada y solo después de vender todos mis bienes de la época, que reuní después de fabricar y vender volantines, mi bicicleta y un chancho en la feria… jajajajaja.

 

Amuleto o cábalas:  Llegar con anticipación a las carreras.

 

Primera carrera: Fue por el 98 cerca de Rancagua, en parejas con un amigo inglés. Lo convencí contándole que tenía unos primos muy buenos y lo pasaríamos bien… Lo fui a buscar en la mañana, venia llegando de la discoteque, cuando lo subí a la camioneta.  No pudimos terminar la primera vuelta, los Súper Expertos nos pasaban por arriba del cuerpo en una subida dentro de un bosque, nos salimos por un sendero entre medio de unas casas con gallinas saltando por la cabeza. Fue muy divertido. ¡Qué recuerdo!

 

Actividad preferida fuera de las motos:  Trabajar, jajajaja. Me gusta trabajar y obvio la Familia que es mi inspiración.

 

¿Qué detestas?: Las malas prácticas, la mala onda y el chaqueteo.

 

Apodo: Mundo, Mundeke, Cabezón y de forma más reciente me dicen Guatón y Tatita. No sé porqué, jajajajajaja.

 

Debilidad: Muchas, me avergüenzo a menudo de mis actos, me he puesto muy sensible pues hace unos meses falleció mi Papa y un amigo de la época del colegio, quien dio una lucha épica a un cáncer y que inspiró que la nueva ley del cáncer lleve su nombre (Claudio Mora Pavez). Todo esto me tiene triste y más reflexivo, intentando entender lo pequeños que somos, lo poco que duramos y los problemas que nos hacemos… no sé…

 

Ídolo o referente: Me gusta la perseverancia, el trabajo bien hecho, valoro el esfuerzo, el buen humor, por lo que me entusiasmo con personas que proyectan esos valores, que son muchos y no solo en el deporte.

 

Mejores amigos vinculados a las motos: Tengo muchos o al menos es lo creo yo… pues aparte de los que he heredado de mi familia (primos Rodrigo, Gonzalo y tío Hernán) he descubierto en el último tiempo a grandes personas. También quiero destacar a algunos que ya no están como Juan Carlos Jano.

El team Cokase traspasando generaciones

 

Lema de vida: Nada es instantáneo, para conseguir resultados debes esforzarte, hacer el trabajo bien.

 

Mejor anécdota ligada a las motos: En el último ISDE de Viña, al final del jueves decidí cambiar neumático trasero. Luego de sacar la rueda y al desmontar el neumático corté 3 rayos, escuché un profuso oooooh y luego el silencio. No sabía qué hacer, la Claudia (su señora) gritaba entremedio de todos tratando de conseguir rayos… Logré desmontar y entré en llanta, tras lo cual sentí muchos vítores y aplausos en el camino, incluso en redes sociales, lo que fue muy emotivo. De regreso comencé a entrenar lo mismo que debía hacer al día siguiente: es decir antes de los 10 minutos iniciales sacar la rueda, poner los rayos, montar e instalar la rueda con ayuda de mi hija más chica Panchica, cronometrando 8 minutos. Al otro día me entregan mi tarjeta y me pongo a trabajar, ejecutando la faena en menos de 8 minutos.  Como comprenderán salí pisteando como un campeón.

Junto a su señora Claudia

 

BONUS:

 

+ Luego de un largo recorrido en las motos, ¿cómo estás viviendo tu actual momento en las competencias?

“Muy tranquilo, me divierto mucho, nunca he sido un piloto rápido, lo mío siempre ha sido la regularidad, el terminar y ahora, más que nunca, disfruto de la compañía de los amigos, los duelos personales con varios de ellos, mirar a los pilotos de punta, la naturaleza y el aire libre. Para mi ahora ir a una carrera es como cuando salía los sábados en la noche con los amigos, es decir un excelente panorama”.

 

+ ¿Qué implica representar un legado tan legendario en el enduro como es el de la familia Pérez?

“Soy un afortunado de estar dentro de una familia donde este deporte tenga relevancia, que Don Hernán Pérez sea mi tío, a quien le admiro muchas cosas, en especial su entusiasmo, sus ganas de hacer, las fichas que le puso a Rodrigo y Gonzalo que fueron pilotos de punta. No es que diga que ya están viejos, jajajaja, pero ahora viene el recambio con Sebastián, Monsita, Santiago, la Fran, todos Pérez, los nuevos Pérez con mucho entusiasmo.

Creo que esos primeros organizadores, contemporáneos al del tío Hernán, no imaginaron nunca a donde hemos llegados, al tener en el motociclismo a uno de los deportes más masivos del país, con exponentes en la Elite mundial como Benja y Ruy, qué tremendo, y una selección nacional que pelea con los grandes exponentes mundiales. ¡Qué Lindo!”

+ ¿Cuán emotivo fue correr el ISDE? ¿Qué sensaciones te dejó esa experiencia en Viña?

“Corrí dos ISDE, los dos de Chile, la gran motivación era llegar al sábado y que mis niñitas, que ya están grandes me acompañaran, porque la vez anterior no pudieron. Afortunadamente lo logré, pero aún mejor, tuvimos la asistencia de todos en los abastecimientos, incluyendo a mis primos, tíos, sobrinas, la Claudia y mi hermana. Lo que viví con el team COKASE-MUNDO INGENIERIA fue algo muy lindo que me llena el alma, recuerdos que jamás olvidare, partiendo por el hecho de correr con mis primos Gonzalo y Sebastián, aunque haya sido de revote, pues ocupe el puesto de Rodrigo, jajaja”.

Sus hijas Catalina y Francisca, pilares fundamentales en la vida de Edmundo

+ ¿Qué desafíos te restan por cumplir ligados a las dos ruedas?

“Solo disfrutar las carreras, los paseo con amigos y ojalá pueda hacer un paseo con las niñitas (Catalina y Francisca)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *