5 MINUTOS CON… LUCAS PETROWITSCH

Para todos aquellos que se niegan a volver a su actividad deportiva de origen por miedo a no llegar al mejor nivel de rendimiento, Lucas Petrowitsch López es un fiel ejemplo que nunca es tarde para regresar con buenos resultados. En el caso puntual del ‘Coyote’ su pasión por el fútbol lo llevó a estar alejado de los escenarios tuercas durante varios años, pero tras meditar bien el tema junto a su círculo cercano decidió reencontrarse con la moto y la competición, iniciando a fines de 2017 una nueva historia endurera que lo tiene hoy en día peleando palmo a palmo por el liderato de la categoría Expertos 250 del campeonato Enduro Metropolitano. Más maduro y tranquilo, sin esa explosividad tan característica de su era en el Súper Kids, el estudiante de Ingeniería Comercial en la UDD analiza su segunda vida en el motociclismo y las claves para volver a los primeros planos enfrentándose ante rivales que, a diferencia suya, nunca han detenido su ritmo de competencia.

Lucas tras uno de sus triunfos de este año en el Enduro Metropolitano.

Lucas, ¿cómo estás viviendo tu segunda etapa en el motociclismo tras varios años alejado de la actividad?

“Bueno, a pesar de que estuve algunos años alejado de las pistas, he vuelto poco a poco a retomar el nivel de carrera. Desde fines del 2017 que retomé el rubro de las motos y de a poco, con dedicación y entrenamiento, he podido volver a hacer uno de los deportes más bonitos y al más alto nivel”.

 

¿Qué te llevó a estar tanto tiempo out de las pistas? Supimos que le dedicaste harto tiempo al fútbol.

“A diferencia de mi hermano (Franco) que siempre estuvo dedicado 100% a las motos, yo desde chico siempre tuve que convivir con jugar fútbol y andar en moto (que era lo que más me gustaba), tener partido un sábado y correr en moto el domingo. Siempre fue mi gran dilema deportivo, en el que mis papás siempre me apoyaron, a pesar de que mi papá no fuera tan fanático jajajaja.

Pero ya más grande, no podía hacer las dos y obtener buenos resultados, por lo que en 2014-2015 empecé a irme más por el fútbol. Me empezó a ir bien, empecé a jugar en cadetes y eso conllevó a entrenar todos los días, más partidos los fines de semana, lo que imposibilitó andar en moto de manera paralela, por lo que decidí ponerle un paro a las dos ruedas por el momento.

Luego de un tiempo y viendo si partía a Estados Unidos a jugar, me di cuenta de que no valía la pena dejarlo todo, por ir a jugar fútbol, fue una decisión personal, en la que mis papás nuevamente me apoyaron y me guiaron para elegir lo mejor para mi futuro.

En 2017 decidí retomar el ámbito motociclístico, pero decidí esperar a fin de año para enfocarme en la PSU. Luego de esta, a mediados de diciembre de ese año, volví a andar y, desde entonces he realizado un buen camino hasta el día de hoy a mi parecer”.

 

¿Cuánto ha cambiado conductiva y personalmente el ‘Coyote’ que vimos desde muy pequeño en los Súper Kids con respecto al que hoy corre en Súper Expertos?

“El ‘Coyote’ de los Superkids era completamente otro corredor a lo que soy hoy, como decía mi papá siempre corría con el corazón en la mano, siempre dando el 110% en cada carrera, lo que era bueno en un ámbito, por los resultados que conseguí, pero a la vez me costó muchas lesiones y quebraduras que interrumpían mi proceso de aprendizaje motociclístico”.

 

¿Cuán difícil ha sido ponerse a punto en el ámbito competitivo considerando que muchos de tus compañeros de generación nunca pararon de sumar horas en moto?

“Respecto a este tema siempre he estado tranquilo, sé que ellos tienen un nivel superior por haber seguido su carrera deportiva, pero lo que sí pienso a veces es hasta donde pude haber llegado yo en el motociclismo nacional, ya que de chico corrí varias veces con Franco (mi hermano), Raimundo Vicent o el Benja Kanthak y eran carreras peleadas, y hoy en día los tres han sido seleccionados nacionales”.

 

¿Qué balance haces de tu actual temporada endurera?

“Mi año endurero ha sido muy bueno y satisfactorio, me he mantenido en el top 5 en cada carrera que he participado en el año, con excepción de la última fecha del campeonato Metropolitano la cual en un mal día conseguí el 8° lugar de la carrera”.

 

El último domingo te vimos corriendo el HS. ¿Qué tal la experiencia en un formato distinto al que estás habituado?

“La verdad es que me sorprendió cómo se dio la carrera, dado que hace tiempo que no corría cross country. La hora y pico de carrera sin parar me tomó poco preparado, completamente diferente a lo que estaba acostumbrado en el FIM y Metropolitano. Además de partir con la moto apagada, es una moneda al aire partir bien, donde la adrenalina y el ruido te afecta en saber si la moto partió o no, lo que me pasó en la fecha pasada, en la que partí ultimo. Fue una larga carrera, muy exigente, igual pude ir retomando posiciones y avanzando para quedarme al final con el 4° lugar en Super Expertos”.

 

En el Metropolitano estás mano a mano disputando el liderato de Expertos 250 con Joaco Borgoño. ¿Cómo anticipas esta fecha del domingo en Longotoma que puede resultar clave?

“Sí, la verdad ha sido un campeonato muy apretado, donde estamos peleando cada punto para quedar con el número 1. ‘Joaco’ y Diego Valenzuela han apretado mucho la punta, lo que me motiva día a día a entrenar más. La carrera que se viene en el Metro es importantísima, dado que se podría apretar aún más el campeonato o se escaparía uno en el primer lugar. Me siento tranquilo al respecto, he entrenado y me siento preparado para dar lo mejor el domingo”.

 

Nos imaginamos que tu futuro inmediato pasa por escalar a Súper Expertos. ¿Cuánto estimas deberás mejoras para mantener la buena senda de resultado en esa categoría de mayor nivel?

“Si, ya el próximo año debiera correr en Súper Experto, en esas categorías hay pilotos que son Elite en el enduro nacional, por lo que si quiero entrar a competir ahí, sé que tengo que elevar mi nivel de manera exponencial. Será un poco más complicado para mí, dado que al correr en Súper, los horarios de entrenamientos cambian, hay que andar en moto dos o tres veces por semana y además ir al gimnasio, una rutina de entrenamiento que se aleja un poco de mis posibilidades y la de otros pilotos que como yo cursan enseñanza universitaria o laboral. Es difícil, pero no imposible, no descarto la posibilidad de meterme entre los mejores de Chile en un futuro cercano».

 

¿Está en tus objetivos seguir los pasos de Franco corriendo un ISDE?

«La verdad es que todo endurista sueña con participar en un ISDE, pero no es mi caso. Con todo lo que vi en Viña 2018, el esfuerzo y sacrificio de cada piloto en carrera y para preparar este tipo de competencia, la verdad es que es descomunal la dedicación que se debe poner por este deporte, por lo que cada piloto que corrió, se ganó mi respeto deportivo. Y además en como va el apoyo de la federación y del gobierno…. Más difícil lo veo”.

 

Hablando de Franco, ¿cuán duro a nivel familiar fue su lesión tomando en cuenta que estaba en su mejor momento deportivo? ¿Cómo ha marchado su evolución?

“Respecto a Franco, es verdad que fue dura la noticia de tal lesión, ya que sonaba nuevamente para formar la selección (antes de que esta renunciara) y más que nada “latera” dada la gravedad y el tiempo de recuperación. Su evolución ha sido bastante positiva, ya lleva dos meses y ha realizado algunas kines y hace un tiempo que está en trabajos aeróbicos para volver de la mejor forma”.

 

Por último, ¿cómo viene tu agenda de carreras para esta segunda parte del año? Y ¿cuáles son tus objetivos?

“Desde el inicio del año me propuse llegar a mi mejor nivel, corriendo todas las competencias posibles, como tenía pensado en el Metropolitano, el Nacional FIM y algunas fechas de la Pato Cup. Pero la vida no es solo moto y también hay que cumplir en la universidad, familia y amigos, por lo que decidí solo enfocarme en el Metropolitano y dar lo mejor en cada carrera. Y para lo que se viene, estoy 100% enfocado en el campeonato Metropolitano y con la ilusión intacta de poder correr un posible Red Bull Los Andes en este segundo semestre, ya que la disciplina de Hard Enduro me llama mucho la atención y me puedo defender de buena manera”.

 

“Quisiera agradecer principalmente a mi mamá y mi papá que siempre han estado en todas apoyándome y dando lo mejor, también a mis auspiciadores que siempre están ahí para darme lo mejor para mi desarrollo deportivo, Nave, Honda Motos, Circuit Equipment y MB Racing”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *