23 AÑOS DE MAGIA

En marzo de 1996 el circuito de Shah Alam tuvo el honor de albergar por sexta vez el GP de Malasia del Mundial de Velocidad, con el plus de ser por primera ocasión cita de la fecha inaugural de temporada, un evento que marcaría el debut ganador de Luca Caladora con Honda en 500c, el podio del brasileño Alexander Barros y el  martirio del campeonísimo Mick Doohan, afectado con serios problemas de neumáticos, sin embargo, si bien la serie del medio litro se llevaba buena parte de las miradas, lo cierto es que en retrospectiva el hecho más importante de aquel Gran Premio malayo lo marca el debut en 125cc de Valentino Rossi, quien por entonces con apenas 17 años hacía sus primeros kilómetros en el campeonato iniciando una historia que hoy en día lo tiene inscrito como uno de los pilotos más grandes de todos los tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *