10 COSAS QUE NO SABÍAS DE… RAIMUNDO VICENT

Protagonista habitual de los torneos endureros durante la última década, pasando desde el Súper Kids al Nacional FIM, el “Mumo” se apronta a iniciar una nueva temporada de competencias full de motivación tras su dura pero positiva experiencia en el ISDE de Viña del Mar, donde supo sobreponerse a instantes de gran adversidad que le han ayudado a alcanzar una nueva madurez como piloto. Vicent se suma a nuestra característica sección “10 cosas que no sabías de…” aportando respuestas muy interesantes y una anécdota que bien vale la pena repasar.

10 cosas que no sabías de Raimundo Vicent Woodyatt

Primera moto: Fue una Honda XR 70 del año 2000, me demoré como 5 años en que mi viejo finalmente me comprara una moto y anduve las primeras semanas en una especial en el pasto de mi casa hasta que quedó un barrial y me empezaron a llevar al cerro.

Amuleto o cábalas: Ninguna, solo llegar a las carreras con buena cabeza y concentrado.

Debut en las carreras: Fue en 2009, un año después de haber empezado a andar en moto. Esta fue un Super Kids, que organizaban los Colvin en el circuito La Virgen en la categoría 100cc. Terminé quinto y desde ese momento nunca dejé de correr. Guardo tremendos recuerdos de ese campeonato en el que aprendí mucho e hice muy buenas amistades.

Actividades preferidas fuera de la moto: Disfruto mucho salir con los amigos y hacer deportes, ya sea subir algún cerro o esquiar en agua durante el verano.

Qué detestas: El camino que debo hacer a la universidad jajaja. Vivo muy lejos de Peñalolén donde estudio y cruzar todo Santiago me pone de mala.

Ídolo deportivo: Hoy en día después de ver el MXGP diría que lo es Tony Cairoli, 9 veces campeón del mundo y aun así ganando sus 2 mangas. Una bestia.

Moto preferida: Honda CRF 250 r.

Mejores amigos: La moto me ha dado la oportunidad de poder conocer a muchas personas, del grupo de los viejetes, de mi edad y más chicos. Con los que más me junto son Alejandro Denham, Franco Petrowitsch, Vicente y Lucas Peña, en general con los “mongolus”.

Lema de vida: Siempre avanzando.

Mejor anécdota en las motos: Hay varias, algunas buenas y otras no tanto jajaja, pero un recuerdo que no se me va a olvidar nunca es un día en septiembre que salimos a hacer enduro con Franco Petrowitsch y Lucas Peña. Decidimos llegar hasta raja motores por una ruta nueva, y al bajar resultó que por la época la nieve se estaba derritiendo por lo que estaba muy blanda. Cuento corto terminamos atrapados como 8 horas en el cerro empujando las motos una por una por la nieve hacia abajo con el tapabarros de la rueda delantera como un patín para que no se hundiera. Terminamos llegando a la casa casi oscuro, me acuerdo que casi me eché un ramo en la universidad por ese paseo, lo pasamos mal en un momento pero sin duda que aprendimos mucho.

BONUS

 

¿Cuál es tu balance de 2018?

Mi temporada 2018 sin duda fue una de las que más recordaré, principalmente por el Six Days. Estar todo el año sabiendo que iba a correr un mundial hizo que entrenara y me motivara mucho más que los años anteriores, le dediqué casi mi 100% del tiempo a la moto y sin duda que eso trajo buenos resultados, logré terminar con un tercer puesto en la categoría Pro E1 en el Nacional FIM y finalicé el Seis Días andando fuerte y aprendiendo mucho. Sin duda un año muy bueno en lo deportivo”.

¿Qué sensaciones te dejó el ISDE en el que tuviste un muy buen comienzo y luego complicaciones técnicas bien importantes?

“Correr mi primer mundial fue la raja, siempre todos hablan del Six Days pero uno nunca sabe como es realmente hasta que lo vives. Llegue bien preparado después de haber tenido una temporada positiva. Comencé los 2 primeros días con un ritmo muy fuerte, con mis compañeros del Club CHILE 1 metiéndonos muy bien en el clasificador, pero a medida que pasaba la semana sentí mucho el cansancio, ya que estar 8 horas al día arriba de la moto es bastante agotador. Íbamos muy bien hasta que durante el cuarto día en la especial La Laja le pegué al motor y le hice un forado muy grande, por lo tanto la moto perdió todo el aceite. Menos mal que justo en esa parte había mucho público y aparecieron los hermanos Estrada (Juan y Alexis) que tenían acero líquido y aceite de caja. Le pedí una moneda de 10 pesos a alguien del público y la usé como tapón con el acero líquido. Pegó impecable y el aceite de caja hizo que la moto aguantara hasta el siguiente abastecimiento. En ese momento perdí unos 15 minutos dentro de la especial pero gané experiencia y pude terminar el Six Days. Estoy muy agradecido de los hermanos Estrada y de “Tatán” Taverne que estuvieron ayudándome en lo que fuera para poder sacar adelante el problema”.

¿Cómo viviste a nivel de espectador de la experiencia del MXGP en Argentina? Más allá que sean disciplinas diferentes, ¿alguna lección aprendida de lo visto que se pueda aplicar al enduro?

“Fuimos con un grupo de 9 amigos a Villa La Angostura a ver la primera fecha del MXGP y la verdad quedamos locos con el nivel de la pista, el lugar y por sobre todo con el nivel de los pilotos y los equipos. Ojalá que algún día pueda llegar una fecha así a Chile, ya que se disfruta mucho ver a los mejores pilotos del mundo y lo profesional que es el campeonato. Aunque sea una disciplina distinta al enduro disfruto mucho del motocross, siempre entreno en pistas de MX y este año pretendo empezar a correrlo, así que ver como pasaban siempre te deja alguna lección”

¿Cuáles son tus expectativas para este año endurero?

“Mis expectativas para este año son seguir corriendo competitivamente al igual que las temporadas anteriores y conseguir un mejor resultado en la categoría Pro. Este será mi cuarto año corriendo en Super Expertos (2 años en Pro Junior y 1 año en Pro E1), por lo que ya estoy consolidado en esa categoría. Solo basta seguir disfrutando del enduro”.

¿Próximo objetivo deportivo en mente?

“De momento solo seguir corriendo en moto, ya que cada año se me pone un poco más difícil por el tema de la universidad, pero organizándome bien puedo hacer las dos cosas. Quiero disfrutar arriba de la moto, pues a mi parecer de eso se trata todo esto, y también sacar adelante mi carrera universitaria”.

Agradecimientos:

“Me tomo un tiempo para agradecer a todos los que me han ayudado a estar donde estoy: a mis padres y familia, familia y también a Honda Chile, especialmente a Cristian Lecaros que me ha apoyado también para poder correr. Saludos a los amigos de S motos por su cobertura día a día del motociclismo nacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *