10 COSAS QUE NO SABÍAS DE… ELOY DE GAVARDO

Hablar de los De Gavardo es sinónimo de compromiso y pasión en torno al motociclismo. La familia huelquenina, a partir del camino liderado por el gran “Carloco”, se ha convertido en referente de este deporte en Chile, una influencia que hoy en día es recogida con fuerza por la nueva camada generacional que tiene entre sus artistas ilustres a Eloy de Gavardo, quien a sus 16 años (cumplirá 17 el próximo 26 de abril) emerge como uno de los pilotos juveniles con más pergaminos en el enduro, tal como lo certifican sus dos participaciones en Six Days y su reciente triunfo en la fecha inaugural del Metropolitano derrotando al “Capitán” Nico Urrutia. “El Cabro Eloy” como fue bautizado por nuestra revista participa en la sección “10 cosas que no sabías de…” (en este caso fueron “12 cosas”) sin dejar de lado un espacio para comentar sobre todo lo referente con respecto a su próximo desafío en el ISDE de Viña del Mar, donde espera conseguir un buen resultado recogiendo toda la experiencia acumulada en Navarra 2016 y Brive 2017.  

SANTIAGO ELOY DE GAVARDO DÍAZ

 

Primera moto: Fue una KTM 50 2T a los 4 años. Mal inicio, me caí y le agarré susto a las motos por unos años.

Amuleto o cábalas: Caminar las especiales antes de la carrera y aprendérmelas bien, siento que me ayuda mucho para las primeras vueltas.

Actividad preferida fuera de las motos: Salir a pedalear con mi compadre Leo (de Buin Bike) a La Vacada, lo que además me ayuda mucho como entrenamiento para la moto.

Qué detestas: A los tramposos.

Debilidad: Los chocolates.

Apodo: Según la SMotos “El Cabro Eloy” jajaja.

Mejores amigos vinculados al motociclismo: Me llevo bien con casi todos los pilotos, pero desde chico me junto mucho a entrenar con Camilo Orellana, Andrés Puig, Felipe Nilo, Martin Olmedo, Jaime Goñi, Vicho Cea, Mauricio Román, mis primos Matteo, Tomás y Josito, y mi hermano Franco. Con todos ellos hay muy buena onda y lo pasamos muy bien entrenando.

Ídolos: Ken Roczen.

Carrera que más recuerdas hasta la fecha: ISDE 2017 en Francia, fue un Six Days impresionante, las especiales eran filetes y muy entretenidas, en donde se disfrutaba mucho arriba de la moto. Además, fue muy duro por el calor y la dificultad de los enlaces, pero así da gusto correr, un buen enduro y exigente, ya que me ayuda a subir mi nivel.

Lema de vida: “Para ganar hay que entrenar el doble que los demás”.

Mejor anécdota en las motos: Sin duda cuando corría en la CRF 150r, corte 7 cadenas ese año ya que me tiraba de cabeza a las piedras y no me medía jajajaja. Ahora ocupo más la técnica y no tanto la velocidad.

Sueño por cumplir: Ser campeón mundial de enduro y dedicarme a esto, voy a hacer todo lo posible para cumplirlo.

BONUS:

Partiste muy bien el año ganando en el Metropolitano de Quilpué tras un buen duelo con el Nico Urrutia. ¿Cómo viviste esa carrera? Y ¿cuál ha sido tu preparación para esta temporada?

“Fue una carrera muy entretenida, primero porque con Nico íbamos segundo a segundo, las diferencias en los tiempos de las especiales eran mínimas y eso hace que las carreras sean mas entretenidas y también porque desde chico veo correr a Nico y siempre a sido un ídolo para mi y correr contra él es algo increíble.  Durante enero y febrero hice una muy buena pretemporada junto a Patricio Román, quien me ayuda en la parte física. Fue una pretemporada de muchas horas entrenamiento todos los días, sobre todo físico, además sumé muchas horas de moto y tuve un par de clases de MX con Raczo Tudor, que me ayudaron bastante a subir mi nivel ya que no hago mucho motocross. Mejoré mi técnica para ir de a poco agarrándole la mano a esta disciplina que la verdad me gusta mucho. Paso a paso quiero meterme en las carreras de motocross”.

 

Sabemos que vienes de una pequeña lesión. Cuéntanos ¿cómo se produjo y en qué etapa de tu recuperación te encuentras?

“Hace unas semanas me caí entrenando en La Vacada. Según los doctores fue un esguince en la muñeca derecha, pero el dolor aun continúa, cosa que no debería pasar. Esta semana vamos nuevamente al doctor a revisar bien y tratar de recuperarme lo antes posible. Aun así, seguimos entrando la parte fisca para no perder el ritmo”.

 

¿Cómo visualizas este 2018 a nivel de carreras y entrenamientos con tu TM considerando que se viene el ISDE en Viña del Mar?

“Pretendo hacer muchas horas de moto en mi TM 125, ya que esa será la moto en que correré el Nacional FIM y Six Days. Es una moto que me acomoda mucho y cada vez me siento mas cómodo arriba de ella. Me enfocaré en el Nacional FIM principalmente, aunque también correré el Metropolitano como preparación para el Six Days. Además, pretendo correr en bicicleta (MTB) los fines de semanas en que no tenga carrera, ya que es algo que me ayuda mucho para la moto y me entretiene bastante”.

 

 

El hecho de tener la experiencia de haber corrido en Navarra y Brive, ¿cuánto cambian tu enfoque y expectativas para este Six Days?

“La verdad es que mucho, a esos ISDE fui con la mentalidad de aprender y mejorar, ahora quiero obtener un buen resultado, hacer buenos tiempos y ojalá obtener medalla de oro. Sé que no será fácil ya que el nivel en este tipo de competencias es altísimo, pero creo que entrenando duro se puede lograr. Espero que se den las cosas y pueda resultar todo bien, además el ISDE es en casa así que sería espectacular tener un resultado positivo, sería un muy buen recuerdo.

 

¿Cómo sueñas el Six Days de Viña en cuanto a tu rendimiento y el apoyo del público en las especiales?

“Creo que todos los chilenos tenemos la posibilidad de mejorar nuestros resultados por el hecho de correr en casa, pues tenemos el conocimiento sobre el tipo de terreno que habrá, el clima, etc. Pretendo dar lo mejor de mí y estar lo más arriba posible. Además, creo que para la selección chilena es una oportunidad única de obtener un resultado histórico y darles la pelea a los europeos.  También opino que el apoyo de la gente es fundamental, espero que asista mucha gente a mirar y a alentar a los pilotos chilenos porque la verdad es que cuando vas en una especial durante el tercer día después de haber recorrido 7 hora en moto cada jornada y saber que te faltan 3 días más aún es mentalmente desgastador y el apoyo de la gente te beneficia en ese sentido, te da mas ganas de seguir dándolo todo y terminar como se debe”.

Finalmente, ¿qué te dejaría contento para este año a nivel de resultados?

“Quiero pelear por la punta de la categoría Pro Junior en el Nacional FIM y ojalá meterme dentro de los 7 mejores en la scratch de alguna fecha. También quiero lograr una medalla de oro en el ISDE y porqué no ser parte de la selección, sé que es difícil, pero entrenando todo se puede”.

 

“Aprovecho de darle las gracias a don Carlos Clericus y Claudio López (IMOTO) por confiar en mí y ayudarme en todo momento, a Gustavo y César Clericus por todo su apoyo, a todos los mecánicos de Solomoto por su buena onda y ayuda, a Patricio Román que me prepara físicamente, que es algo fundamental arriba de la moto, a Toño Valdes por toda su preocupación y ganas de ayudarme y finalmente a toda mi familia en especial a mi papá y mamá que siempre me apoyan y ayudan a cumplir mis metas. Además, muchas gracias a la revista SMotos por promover este deporte que no es muy conocido en este país y hacerlo de la mejor manera”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *